Global

El narcotráfico es una amenaza para la frontera Colombia-Ecuador (canciller)

La frontera de Colombia con Ecuador, por donde salen cargamentos de cocaína hacia Estados Unidos, está amenazada por la delincuencia transnacional dedicada al narcotráfico, señaló el lunes en Quito el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo.

Las "amenazas provienen de la delincuencia organizada transnacional, dedicada entre otros al delito del narcotráfico, crimen que no conoce límites y que cuenta con unos inmensos recursos que le permite operar a amplia escala", dijo el funcionario.

Ecuador "aspira a que los problemas de seguridad en la frontera norte (con Colombia) sean solucionados", manifestó a su vez el ministro ecuatoriano, José Valencia, en una declaración conjunta la víspera de que los mandatarios de ambas naciones encabecen una reunión anual de gabinetes en Quito para examinar la seguridad en la frontera común.

Trujillo y Valencia lideraron una cita de ministros de las áreas de la defensa y seguridad, en la que "tuvimos la oportunidad de revisar temas sensibles y necesarios para la tranquilidad y normal desarrollo de nuestros países", indicó el canciller colombiano.

Sostuvo que la relación bilateral es sólida, fraterna y comprometida con el bienestar, la equidad y el desarrollo de las poblaciones.

Junto a sus ministros, los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Ecuador, Lenín Moreno, examinarán la seguridad en la frontera, donde disidentes de las colombianas FARC desataron en enero pasado una ofensiva contra la fuerza pública ecuatoriana.

Walther Arizala (Guacho) lidera una facción de la exguerrilla que es acusada por el Ejército colombiano de operar como brazo armado del cártel mexicano de Sinaloa.

Sus ataques suman una decena de muertos, entre militares y civiles, y unos 40 heridos.

A Guacho se le responsabiliza de secuestrar y asesinar en cautiverio a un periodista, un fotógrafo y un chofer del diario El Comercio de Quito, y a una pareja ecuatoriana.

Colombia y Ecuador lanzaron una feroz cacería contra Guacho, cuyo frente se disputa el Pacífico colombiano, punto de salida de cargamentos de cocaína a Estados Unidos, con otros grupos narcotraficantes y disidentes de las FARC.

Sin un mando unificado, los disidentes de las FARC, que se estiman en unos 1.200 combatientes, se dedican principalmente al tráfico de droga y la minería ilegal.

El séptimo gabinete binacional tratará también temas de infraestructura y conectividad, ambientales, sociales, culturales, económicos y comerciales, según la cancillería ecuatoriana.

La cita concluirá el martes con una declaración conjunta de los mandatarios en el Palacio de Carondelet, sede del gobierno ecuatoriano en Quito.

sp/dg

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin