Global

Serbia acusa a Kosovo de querer "expulsar" a los serbios

El presidente serbio Aleksandar Vucic acusó este martes a las autoridades kosovares de querer "expulsar" a los serbios de Kosovo", creando tasas de importación y con el proyecto de crear un ejército.

"Está bastante claro que el anuncio de la creación de un ejército y la insistencia en una tasa del 100% a los productos serbios tienen el objetivo de expulsar a los serbios de Kosovo", dijo Vucic en un comunicado tras reunirse con el embajador chino ante Belgrado.

Vucic trató esta cuestión con los embajadores en Belgrado de China y Rusia, dos potencias que apoyan a Serbia en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Parece que alguien empuja intencionalmente a Serbia a un conflicto", dijo el presidente, y calificó de "irresponsable" el comportamiento del gobierno de Kosovo, que puede, según él, "llevar a una catástrofe".

Serbia "no puede y no quiere observar sin reaccionar la destrucción del pueblo serbio", añadió.

Kosovo, una antigua provincia serbia que se independizó en 1999, está poblada mayoritariamente por albaneses, pero siguen viviendo allí unos 120.000 serbios.

Las relaciones entre ambos países son muy malas y las discusiones para normalizarlas están en punto muerto desde hace meses.

El Parlamento kosovar examinará el 14 de diciembre en segunda lectura un proyecto de creación de un ejército, que Serbia y los serbios de Kosovo rechazan.

La seguridad del país está en estos momentos en manos de una fuerza internacional.

Por otra parte, el primer ministro kosovar, Ramush Haradinaj, defendió de nuevo el lunes su decisión del 22 de noviembre de imponer tasas del 100% a los productos serbios de importación, a pesar de la condena de Washington y Bruselas.

Desde hace una semana los serbios de Kosovo se manifiestan diariamente, principalmente en la ciudad dividida de Mitrovica (norte).

El martes, Kosovo prohibió además la entrada a su territorio del equipo de baloncesto Partizan de Belgrado, que llegaba para apoyar a los manifestantes. La policía kosovar dijo que el equipo no tenía las autorizaciones del gobierno.

La guerra de Kosovo entre independentistas kosovares albaneses y fuerzas serbias, que dejó de 13.000 muertos, terminó cuando Serbia, sometida a una campaña de bombardeos occidentales, retiró sus tropas.

mat-ih/ng/mra/pc/age

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin