Global

Reino Unido busca "garantías jurídicamente vinculantes" de la UE

Londres busca "garantías jurídicamente vinculantes" de la Unión Europea de que Reino Unido no acabará atrapado "permanentemente" en el mecanismo acordado para evitar una frontera para bienes en la isla de Irlanda, aseguró este martes un responsable británico.

La primera ministra británica, Theresa May, "quiere garantías legales de que el Reino Unido no puede quedar atrapado permanentemente en el 'backstop' de Irlanda", aseguró el secretario de Estado británico para el Brexit, Martin Callanan, a su llegada a una reunión de ministros de Asuntos Europeos en Bruselas.

"Es muy importante que éstas sean garantías adicionales jurídicamente vinculantes", agregó Callanan, para quien esta cuestión corresponde "al centro de las preocupaciones expresadas por muchos miembros del parlamento británico".

Sus declaraciones llegan cuando May inició una gira por Europa para expresar a sus socios las preocupaciones de los diputados británicos sobre el "backstop" irlandés, un día después de postergar el crucial voto sobre el acuerdo de divorcio en el Parlamento británico, donde no cuenta con una mayoría.

El secretario de Estado británico defendió que "cada una de las partes tiene sus intereses que debe proteger" y, en este sentido, "la primera ministra está negociando arduamente por los mejores intereses de Reino Unido".

Los europeos se niegan a renegociar el acuerdo de divorcio y la declaración política sobre la futura relación, negociados durante 17 meses y a los que los mandatarios de la UE dieron su visto bueno el pasado 25 de noviembre, si bien están abiertos a ofrecer aclaraciones.

"No hay margen de renegociación, pero por supuesto hay margen suficiente, con inteligencia, para más aclaraciones, más explicaciones sobre la interpretación", apuntó este martes el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien debe reunirse en la tarde con May en Bruselas.

El anterior drama en la negociación del Brexit, protagonizado por el reclamo de España sobre su futuro papel en la relación con Gibraltar, se logró solventar sin tocar el texto del acuerdo con un "triple blindaje" que, a juicio de Madrid, les ofrecía las garantías jurídicas que reclamaban.

España obtuvo cartas del gobierno británico y de los presidentes de instituciones europeas Juncker y Donald Tusk en las que confirman a España su interpretación sobre la futura relación con Gibraltar, una visión que aparece también en el acta de la cumbre del 25 de noviembre en declaraciones conjuntas del Consejo Europeo y de la Comisión.

tjc/zm

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin