Global

Honduras reconstruye institucionalidad electoral tras crisis política

El Congreso de Honduras confirmó el martes la nueva estructura electoral, luego del descrédito en que cayera la actual institucionalidad en los comicios de 2017 con la reelección cuestionada del presidente Juan Orlando Hernández.

Con 112 votos a favor, 14 en contra, una abstención y una inasistencia, la cámara integrada por 128 diputados ratificó las reformas que habían sido aprobadas la semana anterior.

La reforma constitucional elimina del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que se desprestigió con la reelección de Hernández. Será sustituido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y Tribunal de Justicia Electoral (TJE).

El TSE estaba integrado por tres magistrados del oficialismo y un magistrado suplente. El CNE y el TJE serán compuestos por tres miembros de las tres principales fuerzas políticas y dos suplentes.

Mientras el Registro Nacional de las Personas (RNP, encargado del censo y de la cédula de identidad necesaria para votar, será conformado también por tres miembros y dos suplentes.

Los integrantes de los tres organismos serán elegidos por el Congreso Nacional.

Las reformas constitucionales fueron consensuadas entre los dirigentes del oficialista Partido Nacional (PN, derecha), Partido Liberal (PL, también derecha) y el izquierdista partido Libertad y Refundación (Libre) coordinado por el derrocado presidente, Manuel Zelaya.

"Estas reformas demuestran el compromiso del Congreso Nacional con la democracia", destacó en la sesión Mauricio Oliva, presidente del Legislativo, como diputado del PN y cercano a Hernández.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) colaboraron con el Congreso y los partidos políticos para llegar a los consensos, aunque los partidos de oposición proponían incluir la segunda vuelta en caso que el ganador no superara el 50% de los votos y el oficialismo suguirió reglamentar la reelección presidencial.

El Congreso acordó someter a consulta popular la segunda vuelta y el oficialismo plantea que se incluya la reelección presidencial.

Según la oposición, Hernández se reeligió bajo la sombra de fraude electoral y pese a que estaba prohibido en la Constitución. Se presentó como candidato por interpretación del organismo judicial, lo que provocó una convulsión social después de los comicios con bloqueos de calles que dejaron 22 muertos.

nl/gm

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin