Buscar

El reclutamiento de niños soldado en el mundo se duplica desde 2012

15:25 - 11/02/2019 | 15:37 - 11/02/19
Un niño soldado. Foto: Reuters

El número de niños usados en conflictos armados en todo el mundo se ha multiplicado por dos desde 2012, con al menos 30.000 casos de reclutamiento verificados en este periodo, según ha denunciado Child Soldiers International, que ha alertado de una creciente explotación de las niñas y de un aumento de los casos de explotación sexual.

La ONG ha analizado los informes anuales publicados por la ONU entre 2012 y 2017 sobre 'Niños y Conflictos Armados' con motivo del Día Internacional contra el Uso de Niños Soldado, que se celebra el 12 de febrero.

Así, ha constatado que hubo un total de 29.128 casos verificados de reclutamiento en 17 países y una tendencia al alza en este periodo. Mientras que en 2012 se contabilizaron 3.159 casos en doce países, en 2017 -según los datos del informe publicado en 2018- hubo 8.185 casos verificados, lo que supone un aumento del 159%.

Los conflictos abiertos en Oriente Próximo así como otros en Somalia, Sudán del Sur, República Democrática del Congo (RDC), República Centroafricana (RCA) y otros lugares "están dejando a los niños cada vez más expuestos al reclutamiento", ha denunciado la organización. Así, se les usa como combatientes y en puestos de control, como informantes, para saquear y como esclavos domésticos y sexuales.

Por otra parte, ha constatado una creciente explotación de las niñas. Así, en 2017 se contabilizaron 893 casos de niñas vinculadas con grupos y fuerzas armadas, cuatro veces más que las 216 registradas en 2012.

El hecho de que se las use principalmente para labores de apoyo y que se las mantenga alejadas del frente, hace que no se las vea como asociadas al conflicto tanto por los propios grupos como por las comunidades. Como consecuencia de ello, según Child Soldiers International, las niñas suelen quedar fuera de las estadísticas oficiales y pasan desapercibidas para las organizaciones de protección, de ahí el que se sospeche que su número sería mucho mayor.

Aumento de la violencia sexual

Igualmente se ha detectado un incremento del 40 por ciento en la violencia sexual, con 951 casos o incidentes verificados en el último informe frente a los 679 de 2012. En el informe publicado en 2018 se registran casos de niñas de tan solo 7 años violadas en Birmania o en Somalia cuando iban a coger leña, mientras que en Sudán del Sur trece niñas fueron víctimas de una violación grupal por actores armados.

"Los datos son preocupantes pero solo representan la punta del iceberg", ha subrayado la ONG, que aclara que la mejora en los métodos de verificación es responsable en parte del aumento si bien los datos no son absolutos debido a las dificultades para recabarlos en las zonas en conflicto.

Así las cosas, Child Soldiers International ha aprovechado para "pedir a todos los actores que adopten acciones urgentes para detener estas sorprendentes tendencias". "Desde las comunidades afectadas pasando por los gobiernos centrales y la sede de la ONU, deben priorizarse recursos para facilitar la protección y la liberación de niños" pero también es crucial, ha defendido la ONG, "dar apoyo sostenible a los liberados".

Apoyo a la reinserción

Según las estimaciones, de los más de 10.000 niños liberados en 2017 solo el 70 por ciento recibieron apoyo pero dado que muchos escapan por su cuenta de los grupos armados y las fuerzas de seguridad que los mantienen enrolados, el porcentaje sería inferior.

Por ejemplo, según datos de UNICEF facilitados a la ONG, entre 2015 y 2018 un total de 17.141 niños soldado fueron liberados en RDC, si bien solo 8.043 menores -entre ellos 2.394 niñas- han participado en los programas de apoyo de la agencia de la ONU desde enero de 2015, lo cual pone de manifiesto los retos a la hora de reintegrar a esos niños en sus comunidades

En este sentido, Child Soldiers International ha reclamado que se adopten medidas para "mejorar la prevención y la asistencia a nivel comunitario". Asimismo, ha advertido de que no valen soluciones únicas para todos los casos, sino que se deben tener en cuenta tanto a las familias como a las comunidades ya que así se será "más efectivo a la hora de evitar futuros reclutamientos y de dar a los antiguos niños soldado la oportunidad de seguir adelante con sus vidas".

"El reclutamiento de menores es una de las cuestiones de Derechos Humanos más desesperadas de nuestra época", ha sostenido la directora de Child Soldiers International, Isabelle Guitard, quien ha advertido de que los datos "solo rascan la superficie de la verdadera escala de la explotación infantil por actores armados en todo el mundo".

"Es crítico que el mundo no haga la vista gorda a este abuso continuado y que se amplíen los recursos a nivel local e internacional y se combinen para combatirlo de forma más efectiva", ha defendido Guitard.

Por su parte, la representante especial del secretario general de la ONU para Niños y Conflicto Armado, Virgina Gamba, ha destacado que "la reinserción de los antiguos niños soldado en sus comunidades requiere un compromiso a largo plazo y un amplio apoyo de la comunidad internacional".

En este sentido, ha recordado que su oficina junto a UNICEF han puesto en marcha "una 'Coalición global para la reinserción de antiguos niños soldado'" con la que se busca "abordar las actuales brechas y necesidades en los programas" en la materia. "Queremos explorar el modo de garantizar que cada niño y cada niña liberados reciben el mejor apoyo posible donde quiera que estén", ha asegurado Gamba.

Durante 2018, la ONU facilitó la liberación de más de 900 niños soldado en Sudán del Sur, mientras que la Fuerza Civil Conjunta de Nigeria que combate a Boko Haram liberó a 833 menores el pasado octubre, mientras que en diciembre 56 chicos fueron liberados por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición de milicias liderada por las fuerzas kurdas sirias y apoyada por Estados Unidos.


Comentarios 0


El flash: toda la última hora