Buscar

Un grupo de eurodiputados denuncia un "juicio político" en España

AFP
12/02/2019 - 16:04

La Plataforma de Diálogo UE-Cataluña, que reúne a una treintena de eurodiputados, denunció este martes el inicio de un "juicio político" en España contra 12 líderes independentistas catalanes, llamando a la Unión Europea (UE) a buscar una solución.

"Este proceso que comienza hoy es una vergüenza no sólo para el Estado español, sino también para la UE", aseguró en una rueda de prensa en Estrasburgo (noreste de Francia) la eurodiputada italiana de izquierda radical Eleonora Forenza.

"Ese proceso no es justo", subrayó el eurodiputado ecologista francés José Bové, para quien la "única solución posible es la puesta en libertad del conjunto" de los acusados, entre ellos los exeurodiputados Oriol Junqueras y Raül Romeva.

El Tribunal Supremo español abrió este martes el juicio sobre el fracasado intento de independencia unilateral de octubre de 2017, por el que algunos acusados, como Junqueras, ex vicepresidente del gobierno regional, enfrenta 25 años de prisión.

La Plataforma, creada el 29 de noviembre de 2017, considera no obstante que "los catalanes tiene el derecho legítimo de decidir democráticamente su propio futuro político" y llamaron al "diálogo y la negociación" para resolver la crisis.

"Este proceso no debería tener lugar en una Europa democrática", apuntó el eurodiputado esloveno Ivo Vajgl. "Debemos insistir para que la UE se implique en una solución", apuntó Bové, para quien se trata de una "cuestión política".

Para Marie-Pierre Vieu, parlamentaria francesa de izquierda radical, "independientemente de si se está a favor o en contra de la independencia de Cataluña, la encarcelación de estos hombres y mujeres es un atentado a la democracia en Europa".

Forenza, que calificó a los nueve acusados en prisión preventiva como "presos políticos", recordó que habían solicitado seguir el proceso en la sala como "observadores internacionales", algo que la justicia española descartó.

El eurodiputado español del PPE (derecha), Esteban González Pons, defendió en un comunicado a la justicia española que, "como ocurirría en cualquier Estado miembro de la UE, ha actuado conforme a la ley".

Tras la fallida declaración de independencia, cinco miembros del entonces gobierno catalán se marcharon de España, entre ellos su presidente Carles Puigdemont para intentar recabar apoyo internacional y esquivar a la justicia.

Puigdemont es así uno de los grandes ausentes del proceso iniciado este martes, junto a tres exconsejeros residentes como él en Bélgica y otra exconsejera residente en Escocia. España no permite los juicios en ausencia por delitos graves.

En Bruselas, un centenar de personas, entre ellos los exconsejeros Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret, se manifestaron este martes en defensa de los políticos catalanes encausados ante la sede de la Comisión Europea.

maj-tjc/age