Buscar

Legalización del cannabis irrumpe en campaña legislativa de Israel

AFP
4/04/2019 - 13:40

El inconfundible aroma del cannabis saltó de las terrazas y de las playas de Tel Aviv a la campaña electoral. La cuestión de la legalización de la droga podría convertirse en un elemento clave para la formación de un nuevo gobierno.

Moshe Feiglin, líder del partido de extrema derecha Zehut (Identidad), que en las legislativas del 9 de abril podría obtener entre cinco y siete diputados, ya anunció que la legalización del cannabis será su principal condición para participar en una coalición gubernamental.

Feiglin, 56 años, conocido hasta ahora por sus posiciones muy de derechas, hace campaña por la legalización del cannabis sin ningún problema.

A los que lo acusan de oportunismo, les responde: "Incluso si fuera cierto, ¿cuál es el problema?".

Desde hace una década, cultivar cannabis con fines médicos es legal en Israel, pero la producción y el consumo están estrictamente reglamentados.

Feiglin denuncia una colusión entre el poder político y el poder financiero para asegurarse el monopolio de la producción de marihuana.

- "Sociedad conservadoras" -

La legalización del cannabis se mezcla en el programa de Figlin con propuestas ultranacionalista, como la anexión de Cisjordania, actualmente bajo ocupación israelí.

En la lista del partido Zehut figuran partidarios del ultraliberalismo económico y religiosos ortodoxos.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, con su olfato electoral habitual, dijo que iba a "estudiar" la cuestión de la legalización del cannabis y que "quizás puede haber una respuesta positiva".

El partido de izquierda Meretz reivindica por su parte haber sido el primer partido en reclamar la legalización total del cannabis.

"Nunca hubiera soñado" un interés tan grande por el tema, declara Oren Leibowitz, líder del partido Hoja Verde, cuyo principal objetivo es la legalización del cannabis.

Un "27% de los israelíes dicen haber fumado cannabis en el correr del año y 71% son favorables a la legalización", afirma Leibowitz sentado en una terraza de un café de Tel Aviv.

En abril, las legislación sobre la droga fue suavizada. Los fumadores sorprendidos por la policía recibirán una multa y recién en la tercera ocasión recibirán una sanción judicial.

La legalización total está al alcance de la mano, dice Oren Leibowitz. Al menos cuatro partidos la apoyan y sólo los partidos religiosos y árabes se oponen, explica Leibowitz, que decidió retirarse de las elecciones.

"Asi los otros partidos se pelearán por nuestros electores", unos 50.000, dice.

El profesor Raphaël Mechoulam, que introdujo la utilización médica del cannabis no es tan optimista.

"La sociedad israelí es conservadora, no creo que sea legalizada", sostiene Mechulam.

"El cannabis médico y la legalización son dos problemas totalmente diferentes", agerga, recordando que sólo algunos médicos son autorizados a recetar la marihuana.

- "Todos enfermos" -

"Es un asunto político", dice por su parte Hagai Hillman, fundador y dirigente de B.O.L Pharma, sociedad farmacéutica que distribuye cannabis terapéutico.

El cannabis es "una droga peligrosa", dice Hillman, agregando que nunca invertirá en ella más allá de su uso médico.

En Tel Aviv hubo hace unos días un debate de varios candidatos sobre el tema del cannabis.

"Dudo entre Meretz y Zehut", admitió después del debate Eran Shalev, un maestro de 37 años, al referirse a dos partidos situadas en los extremos del tablero político.

Entre el público estaba Gadi Wilcherski, reconocible por la galera roja adornada con una hoja de cannabis falsa, la vestimenta del personaje fumador de marihuana que lo hizo célebre.

Gadi Wilcherski figura en la lista de Zehut por el cannabis y confiesa que ignora los otros puntos de su programa.

"Nuestros hijos pasan una parte de su tiempo en los refugios antiaéreos y después hacen su servicio militar. No puede eperar que este país tenga una buena salud mental", dice Wilcherski.

"Estamos todos enfermos. El cannabis es el mejor remedio", concluye sonriendo.

cmr/lal/vl/zm/mb