Buscar

El Congreso de EEUU cita a testificar a allegados de Trump sobre la trama rusa

AFP
12/07/2019 - 2:08

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes estadounidense decidió este jueves citar a testificar a una decena de allegados de Donald Trump, entre ellos su yerno Jared Kushner, para determinar si el presidente intentó obstaculizar la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Esa comisión, controlada por los demócratas, quiere continuar sus pesquisas, a pesar de la conclusión de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa.

El trabajo de Mueller determinó que no había pruebas de connivencia entre el equipo de campaña de Trump y Rusia, pero se mostró mucho más duro respecto al presidente sobre el tema de la obstrucción a la justicia, sin recomendar no obstante acciones judiciales contra él.

Las citaciones del comité, aprobadas este jueves y que aún deben emitirse formalmente, conciernen al yerno y asesor de Trump, así como a una decena de allegados o exallegados del multimillonario republicano.

Entre esas personas están el exsecretario de Justicia Jeff Sessions y su exadjunto Rod Rosenstein, el exjefe de gabinete de la Casa Blanca John Kelly y el editor de prensa David Pecker, conocido por haber facilitado un pago para comprar el silencio de una joven sobre una supuesta relación con Trump.

"Intentaremos sin descanso lograr sus testimonios y sus documentos", afirmó Jerry Nadler, presidente del comité.

"Ahora los demócratas piden ver a 12 personas que ya han pasado horas con Robert Mueller", lamentó el presidente en Twitter. "Y quieren volver a entrevistar a Mueller, que está altamente comprometido y sometido a conflictos de interés", añadió.

Mueller testificará ante el Congreso el 17 de julio, en una audiencia pública, tras haber insistido en que no quería ser interrogado por los parlamentarios.

En su única declaración pública sobre su investigación, el 29 de mayo en el Departamento de Justicia, el discreto fiscal mantuvo un discurso ambiguo sobre el tema de la obstrucción a la justicia.

"Si hubiéramos estado convencidos de que el presidente claramente no había cometido un delito, lo habríamos dicho", declaró entonces, antes de afirmar que la inculpación de un presidente en activo no era "una opción legal".

El Congreso tiene, por su parte, la posibilidad de lanzar un proceso de destitución, el llamado "impeachment", pero los demócratas están muy divididos sobre la idoneidad de recurrir a esa opción, dado que los republicanos tienen la mayoría en el Senado.

hr/elm/gma/mps