Internacional

El jabón de Alepo puede devolver la esperanza a los refugiados de la mano de una española

  • Plantea emplear a 400 refugiados sirios
  • Se donará un euro de cada pastilla de jabón a Médico del Mundo
  • El mismo jabón que hace 2.000 años

Tras cerca de una década de guerra, de las 100 plantas que había en Alepo, solo sobreviven dos que, aisladas, no tienen posibilidad de exportar sus productos. Letizia Buzon, cuenta con la única planta que elabora jabón de Alepo en la frontera Turco-Siria, a 54 km de la propia Alepo. Aunque, la intención es seguir trabajando para abrir siete plantas y dar trabajo a 400 refugiados más, "el objetivo final es hacer el jabón de Alepo en el mismo Alepo" anuncia la empresaria que "sería lo ideal y significaría el fin del conflicto".

Da trabajo a 50 personas, todos ellos refugiados de la guerra, a los que proporciona una buena remuneración (perciben el doble del salario mínimo turco aproximadamente) y también una manera de reconstruir la vida que la guerra cortó y mantener la tradición milenaria de elaboración del que "es un tesoro nacional para Siria, el primer jabón de la humanidad" sentencia la propia Letizia Buzon.

Médicos del mundo apoya un proyecto que, en palabras del presidente de la ONG en Turquía, Hakan Bilgin define como "superbonito y necesario porque, Turquía es un país fuerte y ha llevado a cabo políticas de inclusión pioneras pero, nadie esperaba que esta guerra fuera a durar ocho años". Bilgin explica que los traumas de las guerra afectan a la población y que "estas personas necesitan recuperar la esperanza y vivir por sí mismos, de su trabajo como hacemos todos".

El presidente de Médicos del Mundo en Turquía, añade que de los casi 4 millones de refugiados sirios en Turquía, el 60% son mujeres que "sufren abusos, han perdido la estructura familiar que las sostenía para atender a sus hijos y corren el riesgo de caer en la prostitución" aunque, se muestra esperanzado porque "gracias a proyectos como el de Letizia pueden tener una oportunidad" y añade, "dar a conocer estos proyectos y la situación traumática de lo refugiados, es una oportunidad, una manera de recuperar la esperanza de de estas personas de volver algún a su país para reconstruirlo".

Apoyada por la calidad y espoleada por el deseo de mantener el secreto de la elaboración jabonera, Letizia Buzon se mueve a caballo entre España y Turquía, fue en Estambul donde recibió la información de que en la frontera con Siria, "los refugiados estaban elaborando su propio jabón con la receta ancestral" fue entonces cuando la empresaria lo tuvo claro, "tenía que ayudarles".

La marca de cosmética de Letizia Buzon, alquiló un primer almacén ya que "la infraestructura necesaria no es mucha, el jabón se cuece en calderos y se extiende en unas láminas de plástico para que se endurezca y cortarlo, la mayor necesidad es dónde almacenarlo los nueve meses que lleva su curación" y la mayor dificultad es que "sólo puede elaborarse en esa zona del mundo porque necesita unas condiciones únicas de extremo frío y extremo calor", añade la propia Letizia que relata cómo este producto es estacional pero que "pretendemos dar estabilidad laboral a los trabajadores".

El producto, que destinará un euro de cada pastilla de jabón vendida a Médicos del Mundo Turquía -se puede adquirir a través de la propia web de la marca a un precio de 13,50 euros o en Amazon-, se elabora con aceites naturales de oliva y laurel "la perfecta unión entre Siria y España y un producto con propiedades muy beneficiosas para la piel de toda la familia" asegura Vicent Alonso, doctor especializado en dermatología estética del Hospital 9 de Octubre de Valencia.

El doctor Alonso asegura que "la cosmética ancestral vuelve con fuerza y un jabón que se sigue haciendo durante 2.000 años, será por algo". El doctor ha resaltado también "olor de este jabón que actúa en la piel y en la psique" a lo que, la responsable de la firma ha precisado que es "un tesoro de la humanidad" para el mundo árabe, y confiesa que le sorprendió que "el olor del jabón de Alepo" fuera una de las cosas que echaban de menos los refugiados sirios . "Este jabón es el olor de su país, de su historia", ha señalado.

Vicent Alonso, recomienda la utilización de jabones naturales y en especial el jabón de Alepo como el de Letizia Buzon "con un porcentaje del 40% de aceite de laurel que perfecto para tratar eczemas, psoriasis, acné o para higiene diaria". Al margen de que estemos hablando de un "producto de máxima calidad" el dermatólogo se muestra entusiasmado "con la labor humanitaria, es una manera de ayudar no sólo económicamente sino dando una oportunidad a gente que como nosotros necesita vivir de su trabajo" además añade "son personas como cualquiera que atraviesan una situación muy dura".

Un jabón milenario

Fue en Alepo donde surgió la primera pastillas de jabón, hace más de 2000 años aunque la receta es la misma. Aceite de laurel, aceite de oliva, la habilidad de los maestros jaboneros sirios y unas condiciones climatológicas únicas que solo se dan Alepo, "la planta está a solo 54 km de la capital siria que se llega a ver desde las instalaciones" cuenta Letizia Buzon.

El 60% de de la fórmula es aceite de oliva que tiene propiedades antiinflamatorias y suavizantes y un 40% de aceite de laurel que añade propiedades antibacterianas y antifúngicas y el conjunto de sus cualidades, hacen del jabón de alepo un producto que sirve para tratar prácticamente todas las afecciones dérmicos. Las propiedades del aceite de laurel "se conocen desde la antigua Babilonia en la que se empleaba como antibiótico"cuando estos aún no existían", apunta el doctor Vicent Alonso.

Con la misma fórmula que se utiliza actualmente, nació la primera pastilla de jabón del mundo en Alepo, y desde allí, a través de las caballeros cruzados de la Edad Media, se extendió dando lugar al jabón de Marsella y de Castilla, quizá más conocidos en nuestro país. La marca Letizia Buzon pretende que no "se pierda la tradición y los sirios puedan seguir transmitiendo de generación en generación la manera artesanal de elaboración y una vez termine la guerra reconstruir sus vidas" ha declarado la propia Letizia, CEO de la marca.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Nmj
A Favor
En Contra

Qué bueno y encima se gana dinero con esto.

Puntuación 1
#1