Efimova y la medalla de la humillación: plata entre abucheos y lágrimas por la sombra del doping

9/08/2016 - 10:00
  • Fue una de las deportistas suspendidas por antes de los JJOO
  • Su recurso al TAS la libró del castigo a falta de dos días para competir
Efimova rompe a llorar en medio de los abucheos del público de Río. Imagen: Reuters

La nadadora rusa Yulia Efimova ha ganado esta madrugada la medalla de plata en la final femenina de los 100 metros braza en los Juegos Olímpicos de Río 2016. La suya, sin embargo, no ha sido una presea feliz. Todo lo contrario. Salpicada por el escándalo del doping ruso (su presencia se confirmó sólo dos días antes del comienzo de la competición, cuando la FINA levantó el veto que pasaba contra ella), el público que esta noche se ha congregado en la piscina donde ha logrado este metal la ha castigado con duros abucheos apenas silenciados por los aplausos del escaso público ruso presente en las gradas. Un castigo aumentado por el vacío del resto de competidoras (la han ignorado) y que ha provocado las lágrimas en su cara, un llanto desconsolado de rabia al sentirse señalada por la larga sombra de esta práctica ilegal.

Efimova recurrió al TAS apenas sabida la decisión del COE de excluirla de los Juegos y logró ser una de las 6 deportistas rusas a las que se les readmitió para poder participar en Río.

La nadadora ha dado positivo por dopaje en dos oportunidades, la última a principios de año, pero la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) determinó que no había sido su culpa. Eso y ser residente en EEUU la libraron del castigo.

No estaba suspendida en la actualidad, pero el COI determinó excluir a todos los atletas que tuvieran una sanción previa, después que la AMA acusara a las autoridades rusas de encubrir tests positivos. Finalmente dio marcha atrás en su posición y la aceptó.

Una decisión de corte burocrático que no le ha impedido ser señalada por los más grandes. Incluso Phelps ha declarado que su medalla convertía la jornada en un "día triste".

"Algo tiene que decirse, es un poco triste hoy en el deporte en general, no sólo en la natación. Hay gente que da positivo y se le permite volver al deporte, y múltiples veces", dijo.

La medalla, además, pudo haber sido de oro y no de plata. Una mala salida y la buena actuación de Lily King la relegaron a uno de los más polémicos segundos puestos de la historia olímpica.

Comentarios 0