Latinoamérica

Dos fuertes terremotos sacuden México sin causar daños

Dos fuertes terremotos sacuden México. Foto: archivo

Un terremoto de 6,9 de magnitud en la escala de Richter, y cuyo hipocentro se ha localizado a unos diez kilómetros de profundidad, ha sacudido este jueves el noroeste de México, según ha informado el observatorio sísmico de Estados Unidos (USGS).

El seísmo se produjo a las 9:15, hora española, en el Golfo de California, entre los Estados de Sonora y Baja California.

Otro fuerte seísmo sacudió ayer miércoles la costa mexicana del Pacífico, el tercer temblor en menos de un mes, provocando alerta y evacuaciones en edificios de la capital, aunque sin noticias inmediatas de daños.

Sin daños

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) dijo que el seísmo tuvo una magnitud de 6.5, tras dar un dato previo de hasta 7.0, con epicentro en las costas del central estado de Michoacán.

El alcalde de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, dijo a través de su cuenta en Twitter que los servicios estratégicos de la capital están funcionando y que no se registraron daños en las primeras evaluaciones aéreas.

"La ciudad sin daños mayores, todos los servicios funcionando sin novedad", escribió Ebrard.

Por su parte, Estefano Conde, portavoz de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo que la red de generación y distribución de energía del país no sufrió daño.

Profundidad de 20 kilómetros

El seísmo fue a una profundidad de 20 kilómetros, con epicentro a unos 130 kilómetros de la ciudad de Uruapan, en Michoacán, a 336 kilómetros del popular destino turístico de Acapulco y a 384 kilómetros de la Ciudad de México.

"Se sintió, pero no hay afectaciones, ni llamadas de emergencia", dijo Agustín Lule, un portavoz del cuerpo de bomberos de Uruapan.

Servicios de emergencia de los estados de Michoacán y el vecino Guerrero no han informado de daños.

"Se sintió muy fuerte, pensé en salir de aquí pero mejor me esperé", dijo Cristina Sánchez, encargada de una tienda de muebles en la colonia Roma, un central barrio de la Ciudad de México.

"Ya hasta me estoy acostumbrando a ver cómo se mueve todo, aquí ya he sentido varios temblores", agregó.

El temblor del miércoles sigue a otro registrado el 20 de marzo de magnitud 7.4, con epicentro en el estado de Guerrero, que dejó cientos de casas dañadas en esa entidad.

Relacionados

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin