Buscar

Descartan que la muerte del matrimonio de ancianos de Vitoria fuese violencia machista

EFE
27/01/2011 - 19:14

Vitoria, 27 ene (EFE).- La muerte ayer en Vitoria de un matrimonio de ancianos al recibir ambos un único disparo de rifle no fue un episodio de violencia machista, aunque no se han desvelado los avances de la Ertzaintza en la investigación ya que el juez que instruye el caso ha decretado el secreto del sumario.

Un hombre de 76 años y su mujer, de 82, fallecieron ayer en la capital alavesa por un único disparo de un rifle de caza que les alcanzó a la altura del pecho, según el Departamento vasco de Interior.

El arma utilizada era del hijo de ambos, que fue quien se encontró muertos a sus padres hacia las seis de la tarde en la vivienda donde residían los tres, ubicada en el número 7 de la calle Landaberde, en el barrio vitoriano de Lakua.

Inicialmente, el Departamento de Interior apuntó la posibilidad de que pudiera tratarse de un crimen de violencia machista y que el hombre pudo matar a la mujer y luego suicidarse, pero esta hipótesis ya se ha descartado a raíz de la investigación a cargo de la Unidad Científica de la Ertzaintza.

La Policía vasca baraja ahora que el suceso podría estar relacionado con un suicidio ya que, según fuentes de Interior, los dos ancianos murieron de un único tiro a la altura del pecho y el arma utilizada fue un rifle de caza, "más potente y preciso" que una escopeta.

La Ertzaintza investiga si el matrimonio pudo suicidarse de mutuo acuerdo o si el hombre quiso suicidarse y su mujer murió al intentar impedirlo.

El matrimonio era de origen cubano aunque llevaba años viviendo en Vitoria.

Los cadáveres fueron trasladados anoche al instituto anatómico forense de Vitoria, donde se les ha practicado la autopsia, cuyos resultados pueden ser determinantes para la investigación al aclarar la trayectoria que siguió la bala disparada.

Sin embargo, no ha trascendido el resultado del examen forense ya que el juez ha decretado el secreto de sumario.

El suceso ha conmocionado a la capital alavesa, especialmente los vecinos del barrio de Lakua, que conocían al matrimonio y a su hijo.

Uno de los residentes en la zona desveló que hacia las 16:30 horas de ayer oyó un fuerte ruido procedente de la vivienda donde vivía el matrimonio fallecido, aunque no creyó que se tratara de un disparo.