Buscar

GRAPO.-La Guardia Civil dice que Israel Clemente ocultaba en un zulo el revólver que mató a una empresaria de Zaragoza

22/02/2011 - 13:34

Agentes afirman en la AN que el grapo les condujo a un zulo con armas y ropa de monte cavado en la sierra de Ricote (Murcia)

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Varios peritos de la Guardia Civil han afirmado este martes, durante el juicio contra un presunto comando de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) celebrado en la Audiencia Nacional, que el miembro Israel Clemente ocultaba en un zulo el revólver con el que se mató a la empresaria Ana Isabel Herrero Izquierdo, el 6 de febrero de 2006 en Zaragoza.

Los 'grapos' Israel Clemente y Xurxo García Vidal y los presuntos miembros de la organización terrorista José Francisco Cela, Manuel Ramón Arango, Isabel María Aparicio y Lucio García Blanco están siendo juzgados en relación con el hallazgo de dos zulos con armas ubicados en el municipio murciano de Ricote y en la localidad barcelonesa de Arenys de Munt. Todos ellos se enfrentan a una petición fiscal de penas de entre 11 y 23 años de prisión por la comisión de delitos de integración, depósito de armas y explosivos, falsedad documental y tenencia ilícita de armas.

Durante la prueba testifical practicada en la vista oral, tres guardias civiles han explicado que Clemente les condujo hasta la sierra murciana de Ricote tras ser detenido en 2007. Según han dicho, el arrestado fue trasladado en helicóptero hasta la zona montañosa, posteriormente circuló acompañado de los agentes a bordo de un vehículo por diversas pistas forestales y al final todos ellos se adentraron a pie en busca del zulo.

Tras un intento fallido, Clemente reconoció una "marca referencial" inscrita en un árbol que indicaba el lugar del escondite. Después de cavar en ese punto, los agentes del Instituto Armado hallaron en su interior "un revólver, una pistola, ropa y calzado de monte, una bolsa con azufre, munición diversa y material de acampada".

Posteriormente, varios peritos han subrayado que en el zulo de Ricote se hallaron diversas huellas de los acusados Israel Clemente, Xurxo García Vidal y Manuel Arango. El propio Clemente reconoció en la sesión del juicio celebrada este lunes que "conocía la existencia" del agujero de Ricote porque guardaba en él un revólver.

"Cuando lo necesitaba lo utilizaba en todas las operaciones, en la acción de Zaragoza en 2006 y en una expropiación bancaria en Castellón en 2006. En esas dos acciones del Grupo de Resistencia Antifascista Primero de Octubre disparé con esa arma", admitió.

Por su parte, otros peritos han remarcado que el revólver incautado en la operación contra los siete acusados, detenidos en junio de 2007 en Barcelona, "dio positivo con los proyectiles que causaron la muerte de Ana Isabel Herrero Izquierdo". Las armas intervenidas estaban listas para disparar, según han aseverado.

El Tribunal Supremo confirmó el pasado noviembre la sentencia, dictada en 2009, que condenó a penas de entre 66 y 69 años de cárcel a los miembros de los GRAPO Israel Clemente y Jorge García Vidal y al integrante del PCE (r) Juan García Martín por asesinar en 2006 a Isabel Herrero, mujer del empresario Francisco Colell, y herir gravemente a éste cuando ambos se resistieron a ser secuestrados en su vivienda de Zaragoza

'CLÍNICAS' Y 'TARTAS'

Ante el tribunal, presidido por el magistrado Javier Gómez Bermúdez, los agentes han indicado que la documentación intervenida pone de manifiesto que algunos de los acusados realizaban vigilancias a entidades bancarias, a las que denominaban "clínicas", mientras que calificaban el material explosivo como "tartas". Además, han subrayado que las pesquisas "no ofrecen ninguna duda" de que los seis imputados "componían una única organización", formada por el PCE(r) y los GRAPO.

Cerca de una veintena de guardias civiles han comparecido durante el juicio oral en el que han dado cuenta del hallazgo de numerosos dnis falsos, petardos, botes de plástico con pólvora en su interior y diverso material informático incautado en los registros de los domicilios de los detenidos.

Según la fiscal Teresa Sandoval, este comando recabó datos sobre posibles objetivos. La Policía localizó documentación detallada sobre numerosas personas entre las que se encontraban empresarios, miembros de las Fuerzas Armadas, de las Fuerzas de Seguridad, de la judicatura, periodistas y políticos, muchos de los cuales habían sido objeto de vigilancias y seguimientos. El juicio finalizará este miércoles con las conclusiones de las partes y el turno de última palabra de los imputados.

Contenido patrocinado

Otras noticias