Buscar

Policías de EEUU y Centroamérica privilegian represión contra pandillas

AFP
6/03/2008 - 22:10

Las policías de Estados Unidos y Centroamérica cerraron una cumbre de tres días en Los Angeles donde afinaron estrategias de represión contra las pandillas en momentos en que el gobierno de California invierte en planes de prevención y reinserción social juveniles.

"Aunque el crimen violento se redujo en Los Angeles, lugar de nacimiento de muchas pandillas, la ciudad está bajo sitio por la amenaza constante de estas bandas, cuyos socios han crecido tomando dimensiones globales", explicó el director asistente del FBI en Los Angeles, Salvador Hernández.

La Cumbre Internacional de Jefes Policíacos especializados en Pandillas Transnacionales terminó esta semana en Los Angeles suscribiendo acuerdos y memorandos de intención que parecen simbólicos y enfocados solo en el aspecto represivo para un fenómeno de profundas dimensiones sociales con el tema de la inmigración indocumentada como telón de fondo.

"Creo que si no hiciéramos este tipo de cumbres no avanzaríamos tanto como lo hemos hecho. Es necesario el mayor intercambio de conocimiento posible sobre el fenómenos que debemos solucionar", dijo a la AFP Jesús María Corral Gómez, Jefe de la Unidad de Planificación Estratégica de la Dirección General de la policía española.

Aunque en la reunión de este año los comunicados oficiales destacaron la participación de España, por ser "un país adonde recientemente han crecido pandillas" de origen centroamericano y ecuatorianas, Corral Gómez, apuntó que todavía es un problema "en fase muy limitada" y que apareció a la velocidad del aumento vertiginoso de inmigrantes en España.

Se estima que en España hay unos 3.000 integrantes de las maras, divididas entre los "Latin Kings", "Los Ñetas" y "Los Dominicans", acusados de no más de cinco crímenes en esta década, mientras que en Estados Unidos y las redes en El Salvador, Honduras y Guatemala hay unos 800.000 miembros, según citaron varios agentes de la DEA, FBI y LAPD, las principales policías de Estados Unidos.

El cobro de peaje en lugares públicos de grandes ciudades como Los Angeles, Chicago o Nueva York, sus alianzas con grupos del crimen organizado y asesinatos por ajustes de cuentas son temas que viven a diario barrios marginados en estas megalópolis, algo que España aún se limita a algunas zonas de Barcelona, Madrid y Alicante.

"En España aparte de la gestión policial nos reunimos con el resto de organizaciones sociales, comunitarias en un consejo nacional de prevención donde se buscan otro tipo de medidas. Lógicamente que cuando hay delito de por medio pues no hay más medios que policiales y judiciales", dijo el responsable español.

En este punto todavía no se logra una alianza productiva entre organizaciones sociales y policiales en Centroámerica, y por el contrario han prevalecido políticas policiales de "mano dura" que han alejado la posibilidad de intensificar plnes de incorporación ciudadana a los jóvenes que suman a las pandillas.

Del lado estadounidense no es muy diferente el tema, aunque en la ciudad de Los Angeles se han marcado algunos avances en planes preventivos entre los adolescentes de barrios pobres mayoritariamente poblados por centroamericanos.

En el hotel Hilton de Universal Studios, al norte de Hollywood, los responsables de agencias locales, estatales y federales junto a los jefes de policía de Honduras, Guatemala, Belice, México, Canadá, Nicaragua y España estuvieron entre el lunes y miércoles de esta semana intercambiando información sobre la evolución del fenómeno de las pandillas o exponiendo las virtudes de un 'software' que sirve de base de datos sobre pandilleros.

De su lado el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, anunció el desembolso de 16,5 millones de dólares en subvenciones para combatir la violencia pandillera y financiar programas de trabajo para jóvenes que están en peligro de ser integrados a las pandillas.

"Estas subvenciones ayudarán a recudir los niveles de violencia pandillera en las calles, dando seguridad pública y asistencia en varias de nuestras comunidades, además de contribuir en los esfuerzos de alejar a nuestros jóvenes" de estos grupos, dijo Schwarzenegger en un comunicado que señaló que el dinero se repartirá en unas 18 ciudades californianas, sin contar Los Angeles.

Según la FLACSO y datos de los servicios policiales de Centroamérica, más de 200.000 jóvenes marginados, muchos de ellos deportados de Estados Unidos, integran las pandillas, entre las que destacan la "Mara Salvatrucha" o "MS" y la "Mara 18".

pb/aic

Contenido patrocinado

Otras noticias