Buscar

Garzón recibe una segunda querella sobre la existencia en Zizurkil de una plaza con el nombre del etarra Geresta

10/04/2008 - 17:35

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha abierto un procedimiento para investigar la existencia en la localidad guipuzcoana de Zizurkil de una plaza que lleva el nombre del etarra José Luis Geresta, alias 'Toto', tras la presentación por parte de las familias de Fernando Múgica y Miguel Ángel Blanco de una querella contra el Ayuntamiento de la localidad por exaltación del terrorismo.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha abierto un procedimiento para investigar la existencia en la localidad guipuzcoana de Zizurkil de una plaza que lleva el nombre del etarra José Luis Geresta, alias 'Toto', tras la presentación por parte de las familias de Fernando Múgica y Miguel Ángel Blanco de una querella contra el Ayuntamiento de la localidad por exaltación del terrorismo.

Se trata de la segunda causa contra el Ayuntamiento del municipio que investiga la Audiencia Nacional por el mismo motivo, dado que hoy mismo se conoció que el Juzgado Central de Instrucción número 6 ha abierto una investigación sobre la actuación del consistorio, que designó con el nombre de Geresta esta plaza y mantiene otra con el nombre del etarra Xosé Arregui, a instancia, en este caso de la Asociación Dignidad y Justicia.

Al tratarse de dos querellas diferentes que versan sobre el mismo hecho presuntamente delictivo, lo más probable es que la investigación termine acumulándose en un único procedimiento instruido por el primer magistrado que abrió diligencias al respecto, esto es Fernando Grande-Marlaska.

Rubén Múgica, hijo de Fernando Múgica, asesinado por ETA en 1996, y Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco asesinado en 1997, interpusieron a finales del pasado mes de marzo sendas denuncias ante los juzgados de San Sebastián y Plaza Castilla. La primera de ellas ya ha sido derivadas a la Audiencia Nacional y es probable que en los próximas días llegue la interpuesta en Madrid, que terminará acumulándose en el mismo sumario.

"Poner placas de calles a etarras asesinos, entre ellos al asesino de mi hermano o a los que cooperaron para su asesinato, es una exaltación del terrorismo que debe ser sancionada", denunció entonces Múgica.

No obstante, el Ayuntamiento de Zizurkil celebrará el próximo lunes un Pleno en el que debatirá una propuesta del PP para cambiar los nombres de las plazas y retirar las estatuas que les rinden homenaje. Según el concejal popular Raúl Vázquez, la iniciativa será apoyada por los cinco concejales del PNV, los dos de EA y los dos del PSOE.

ONCE QUERELLAS.

La Audiencia Nacional investiga en la actualidad un total de 11 demandas sobre la designación de calles en localidades del País Vasco con nombres de miembros de ETA, presentadas en los últimos meses y en algunos casos ya archivadas.

La mayoría de ellas (nueve) fueron presentadas por la Asociación Dignidad y Justicia, que denunció la existencia de placas dedicadas a etarras en Arrigorriaga, Amorebieta, Durango, Lejona y Etxebarri (Vizcaya), Tolosa y Hernani (Guipúzcoa), Etxarri-Aranaz (Navarra) y la citada Zizurkil.

El juez Santiago Pedraz archivó en marzo pasado la querella sobre la localidad Arrigorriaga (Vizcaya), donde la plaza principal de la localidad está dedicada al etarra José Miguel Beñaran, 'Argala'. El pasado martes la Fiscalía solicitó a Grande-Marlaska que archivara la correspondiente a Hernani, municipio en el que existe un parque dedicado al etarra José Manuel Aristimuño, 'Pana'.

Fuentes jurídicas apuntaron hoy, además, a que la querella sobre Amorebieta, que recayó en este caso en el Juzgado que titula el juez Ismael Moreno, será también inadmitida, aunque a día de hoy la decisión del magistrado aún no ha sido notificada a las partes.

Existe por último otra demanda, que investiga también Moreno, sobre la imposición del nombre de Jaume Martínez Vendrell, en una calle de la localidad barcelonesa de Santa Coloma de Cervelló.

Martínez Vendrell fue uno de los independentistas catalanes que participó en el asesinato del industrial José María Bultó. El magistrado archivó en un inicio la causa pero la Sala de lo Penal ordenó su reapertura en abril del pasado año.

Contenido patrocinado

Otras noticias