Buscar

La Setmana del Llibre en Català arranca coincidiendo con un aumento de ventas

EFE
6/09/2019 - 15:45

Barcelona, 6 sep (EFE).- La Setmana del Llibre en Català arranca este viernes con 219 expositores, 260 novedades editoriales y más de 270 actividades, en un momento en que, según sus organizadores, las ventas crecen y la facturación de ficción de adultos y de literatura infantil se sitúa en los mismos niveles de antes de la crisis.

El presidente de la Setmana, Joan Sala, y la presidenta de Editors.cat, Montse Ayats, han presentado este viernes en rueda de prensa los últimos datos sobre el sector del libro en catalán, cuyas ventas en 2018 supusieron una facturación de 237,70 millones de euros, frente a los 235,76 de 2017, un 1 por ciento más.

En libro de texto, la facturación fue de 108,80 millones; en ficción de adultos (novela, poesía y teatro) se alcanzaron los 51,10; en infantil y juvenil los datos fueron de 43,90 millones; en no ficción, 21,10; en diccionarios y enciclopedias fueron 10,60 y el resto fue de 2,20 millones.

Ayats ha resaltado que en los últimos años el crecimiento en literatura infantil y juvenil, no ficción, y ficción de adultos "ha sido sostenido", compensando la bajada del libro de texto y llegando a los "niveles de antes de la crisis, en el año 2008".

En total en Cataluña, la venta de libros en cualquiera de las lenguas, fue en 2018 de 490,64 millones de euros, suponiendo la edición en catalán el 48,4 por ciento de las ventas.

Si a esta cifra se le extrae el libro de texto, que funciona por prescripción, la edición en catalán de libro de consumo se sitúa en el 26,5 por ciento, medio punto por encima de 2017.

Montse Ayats ha sostenido que, sin embargo, hay que "diversificar la oferta y visibilizar la edición en catalán, puesto que a nivel de producción es el 25 por ciento, frente al 75 por ciento del castellano".

A la vez, ha desvelado que han iniciado conversaciones con la conselleria de Cultura para que poder incrementar la publicación de cómic en catalán, desde el sector público y el privado.

A pesar de estas cifras y de que se espera que la Setmana mejore cifras con respecto a 2018, tanto Ayats como Sala han reclamado a la Generalitat que se "cumplan" los acuerdos consensuados con el sector respecto al Plan 2020, impulsado por el exconseller Santi Vila, y del que consideran "hay un déficit entre lo que establece y la realidad, aunque sea debido, en parte, a la prórroga de los presupuestos".

Sala ha llegado a aseverar: "Se trata de un plan de obligado cumplimiento y no se ha cumplido en nada. Como editores estamos haciendo un sobresfuerzo desde hace años".

Por otra parte, ha anunciado que, después de cuatro años presidiendo el evento, que el año pasado atrajo a unas 500.000 personas, lo deja en esta edición y que su sustituto se conocerá el día 15 de septiembre.

Satisfecho por haber conseguido con su equipo que la Setmana se haya "convertido en un acontecimiento cultural imprescindible y de prestigio, se haya atraído más público y se haya incentivado la compra de libros", sin embargo, ha alertado de que con el distrito de Ciutat Vella han surgido "enormes impedimentos" porque ocupan un espacio cerca de la muralla y si tienen que cumplir una serie de normativas, eso supondría tener un 20 por ciento menos de espacio.

"Por mucha muralla de Barcelona que sea, -ha añadido- que nos pidan que nos alejemos cinco metros nos parece muy exagerado, conviene una reflexión por parte del distrito". "Si ahora ya tenemos problemas de espacio, perder estos metros pondría en cuestión la Setmana", ha llegado a indicar.

En su intervención tampoco ha dejado pasar que como presidente de la Setmana y como miembro de Editors.cat se siente "muy preocupado" por las denuncias "de un sindicato de policía de Baleares por la publicación de un cómico satírico".

Joan Sala se refería a la publicación "On és l'Estel·la?", editada por Comanegra, la editorial que dirige, y contra la que el sindicato de la policía Jupol ha interpuesto una querella criminal, que le llevará el próximo 25 de septiembre hasta el juzgado de primera instancia número 15 de Palma de Mallorca.

Jupol considera que el "tebeo menoscaba y denigra al Cuerpo Nacional de Policía y a la Guardia Civil y atenta contra los sentimientos de las personas integrantes de dichas instituciones".

Joan Sala, en cambio, ha manifestado que se trata "de un cómic satírico" y que "es muy preocupante que vuelvan a haber denuncias que ponen en cuestión la libertad de expresión y opinión".