Libros

El provincianismo en literatura

En la imagen, el escritor sueco Stieg Larsson.

Stieg Larsson es un escritor sueco, comprometido en contra del racismo y del fascismo, ya fallecido, que ha tenido un enorme éxito del que no ha podido enterarse, debido a su prematura muerte.

Herta Müller era hasta hace poco una escritora rumana, leída por los amantes de la literatura a secas, hasta que se ganó el Nobel, se hizo célebre, y se puso a la moda, ahora es -para algunos- una escritora universal, para mí siempre fue rumana y universal. Ambos escritores se han puesto -por decirlo de alguna manera- de moda; del mismo modo, Paul Auster, también un escritor engagé (comprometido) al que nadie duda en llamarlo escritor norteamericano, y tampoco, en todos los casos y pese a su éxito, nadie dudaría de sus cualidades literarias.

Podría pasarme la mañana citándole ejemplos: dos españoles, son Arturo Pérez Reverte, miembro de la Academia Española, y Javier Marías, cuya obra posee indiscutiblemente un prestigio envidiable, y para todo el mundo queda claro que son escritores españoles, también comprometidos, ambos tienen una presencia en las páginas de opinión de los diarios más importantes de su país.

¿Fenómeno de moda?

El tema se complica cuando se es cubana y mujer. Ser escritora cubana es como un grano infectado de nacimiento, un lunar cancerígeno, sobre todo para ese grupito de sabelotodos cubanos que desde Miami dicta quién es y quién no es escritor, o qué cosa es la literatura.

Cuando entré en el panorama mundial literario, apenas se hablaba de literatura cubana, quince años más tarde aún sigo publicando, y mis novelas se traducen a varios idiomas. Mientras que para cualquier otro autor esto significa un dato de calidad, de empeño, de buen trabajo; en el caso nuestro, el éxito viene acompañado de la sospecha inevitable, y en el mejor de los casos, se dan a la tarea de exponer que todo no es más que un fenómeno de moda. ¿Larsson, Müller, Amélie Nothomb (escritora belga), Auster, Pérez Reverte, y Marías son también -según esos criterios- fenómenos de moda, a causa de sus procedencias, de sus orígenes? Lo son, ¿y qué?

Coco Chanel decía que "La mode c´est ce qui se démode". La moda es lo que pasa de moda y aún pervive, persiste. Seguir escribiendo y publicando quince años más tarde de un primer éxito, creo que es una prueba de que aún siendo mujer y cubana, se puede llegar a alguna parte, sobre todo en literatura, además cuando se viene escribiendo desde hace más de treinta años, de manera constante y seria. El asunto es la continuidad, la firmeza a la hora de seguir armando novelas, poemarios, y que aún los lectores se interesen. Porque cuando hablamos de ventas, hablamos primero que nada de lectores, ¿no?

Por otro lado, Herta Müller escribió una obra concisa, plena de sus experiencias personales, durante la Segunda Guerra Mundial, y más tarde, de su vida de adulta bajo el Comunismo. En Tierras Bajas es una novela corta, donde el tema -en apariencia- no pasa de unas hectáreas de campo en su Rumanía natal, por supuesto que la grandeza de esa obra viene implícita en la manera de contarla, y en lo que cuenta, como en una bella melodía, fina, profunda. Nadie la ha criticado por eso, tampoco nadie ha dicho que se trata de una moda de la literatura femenina y rumana, creo que más bien por eso mereció el mayor reconocimiento literario, sin que ella jamás aspirara a ello.

Muy poco serio y provinciano

Lo que sí es muy poco serio, provinciano, y por demás, de una incultura a matarse es que se intente descalificar la constancia de una obra, mediante otra obra incipiente, y según se explica y se presenta, insípida. No me interesa absolutamente ningún escritor que yo no pueda asir, según su deseo, a partir de su sexualidad -entiéndase sensibilidad-, o sea de su poética de esa misma sexualidad, de sus experiencias íntimas, y sus experiencias personales como ser político inmerso en un mundo cada vez más politizado. Es el caso de la obra de Philip Roth y del autor de Los detectives salvajes, Roberto Bolaño, ambos autores comprometidos con el sexo y con la política.

El estilo en literatura cuenta, y mucho, del mismo modo -para entendernos con el lenguaje de moda- que un Iphone no es lo mismo que un Android de Goggle, y el estilo jamás podrá reafirmarse desleído, pasado por agua, insustancial, despersonalizado, como si asistiéramos a un curso de redacción y composición, en lugar de enfrentarnos a una escritura, a la lectura de un escritor con algo que decir, y con sabiduría y estatura a la hora de expresarlo.

Hace años entrevisté a Ernesto Sábato para 'Les Inrrokuptibles', en ocasión de la publicación de su Obra Completa en la prestigiosa editorial Le Seuil, estuvimos hablando de su experiencia literaria primero, y aún cuando yo no le toqué el asunto, él se empecinó en aclararme que su obra no tenía nada que ver con su vida; sin embargo, cuando hablamos de su vida, nos dimos cuenta, ambos, que toda su vida estaba en El Túnel.

Pensándolo bien, pese a los juicios y procesos literarios miamenses, creo que estoy muy feliz con ser una escritora cubana, a la moda que se démode, a fuerza de trabajo y de persistencia.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Frida Masdeu
A Favor
En Contra

Con la excepcion de Guillermo Cabrera Infante, para mi, la literatura cubana de esta generacion se resume en antes de Zoe Valdes y despues de Zoe Valdes. Antes, mucha repeticion, mucha vendetta, despues: claridad, fuerza y lujo. Por algo vende tanto la querida escritora.

Puntuación 0
#1
JULY DEL RIO
A Favor
En Contra

ZOE VALDES:

ES MI ESCRITORA FAVORITA PORQUE

ME ATRAPA ME LLEGA AL ALMA.

Puntuación 0
#2
Antonio Valle Vallejo
A Favor
En Contra

Zoé Valdés es un tronco de escritora y un ser humano superior desde todo punto de vista y para todos los estándares que cuentan: los universales.

Afecto y admiración es lo único que puede despertar en cualquier ser humano auténtico y responsable, porque ella es única y precisamente eso, auténtica y responsable. Y por sobre todas las cosas una artista muy valiente. Por todo eso es que la envidian tanto los mediocres.

Puntuación -1
#3