Libros

Cebrián resalta la 'política de modernización' de Felipe González

Felipe González. Foto: Archivo

Juan Luis Cebrián, consejero delegado del grupo Prisa, firma la biografía de Felipe González en el 'Diccionario Biográfico Español' que ha publicado la Real Academia de la Historia. Destaca que González llevó a cabo una 'política de modernización del país que contribuyó a normalizar y consolidar la democracia y a instalar a España en el concierto de las naciones industrializadas'.

En este sentido, Cebrián subraya que el presidente en política económica se había rodeado de un 'equipo de solventes economistas' y que se 'emprendieron políticas correctivas que incluyeron una profunda reestructuración industrial, fundamentalmente de los sectores siderometalúrgico y naval'.

En la biografía de González, a la que ha tenido acceso Europa Press, Cebrián también recuerda que junto a las 'acusaciones de enriquecimiento ilícito' se sumaron 'las de haber organizado una guerra sucia en la lucha contra ETA' cuando Baltasar Garzón, 'que había sido secretario de Estado con el gobierno de González, instruyó en la Audiencia Nacional el sumario de los GAL'.

No obstante, reconoce que durante los primeros años del Gobierno socialista 'se cometieron una serie de delitos, varios de ellos de sangre, en la represión de los comandos terroristas, delitos por los que terminaron siendo condenados altos mandos de la policía, generales de la Guardia Civil y hasta el ministro del Interior, José Barrionuevo'.

Barrionuevo en el banquillo

'Pero los denodados esfuerzos del Partido Popular y sus cómplices mediáticos por sentar en el banquillo a Felipe González y demostrar o, cuando menos, difundir una amplia sospecha acerca de su responsabilidad personal en los hechos, fracasaron rotundamente'.

Juan Luis Cebrián destaca que donde 'más brilló y brilla su presencia internacional es en América Latina, en donde la figura de González, junto con la del rey Juan Carlos, sigue siendo considerada como el símbolo más significativo de la transición política española y de la modernización del país'.

'Su voz es escuchada y sus indicaciones tenidas en cuenta no sólo por los políticos, sino por los intelectuales y hombres de negocios', explica Cebrián y destaca su 'carisma inigualable' para atraer el interés del público 'que desde muy temprano se acostumbró a llamarle familiarmente por su nombre de pila'.

Por otra parte, indica que el crecimiento económico 'facilitó un enriquecimiento rápido de muchos sectores y originó movimientos especulativos y corruptelas que terminaron por salpicar la imagen del partido en el gobierno'.

También señala que en 1991, la oposición 'encabezada por José María Aznar había constituido una especie de coalición mediática irritados por la política felipista y que se dedicaban a denunciar toda clase de corrupciones, reales o imaginarias, en un esfuerzo inequívoco por desalojar a los socialistas del poder'.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin