Buscar

Niccolò Ammaniti: Con "Tú y yo" he hecho mi libro más autobiográfico

EFE
8/06/2012 - 17:30

Barcelona, 8 jun (EFE).- El escritor italiano Niccolò Ammaniti ofrece una nueva y desgarradora visión del mundo adolescente del que es casi cronista excepcional en su última novela, "Tú y yo", que hoy ha confesado es su libro más autobiográfico.

"Tú y yo" (Anagrama en castellano y Angle en catalán) está protagonizada por Lorenzo, un adolescente de catorce años, solitario e introvertido, a quien le cuesta mucho adaptarse al instituto al que su padre le ha enviado, para socializarlo, después de haber estudiado durante años en colegios privados de élite.

Lorenzo decide esconderse en el sótano de su casa en Roma, durante la "semana blanca" escolar, mientras engaña a su madre diciéndole que una compañera de clase le ha invitado a esquiar con su familia.

Cuando ya se ha instalado, aparece su hermanastra, nueve años mayor que él, hija del primer matrimonio de su padre que acabó en divorcio, pidiéndole que le deje compartir su refugio, por unos días.

"Creo que 'Tú y yo' es, junto con mi primera novela, 'Branchie', mi libro más autobiográfico, y Lorenzo tiene muchas cosas coincidentes conmigo", confiesa el autor italiano, quien recuerda que cuando fue por primera vez al instituto descubrió "chicas con grandes tetas, motos, todo un ambiente que parecía un zoo y si quería formar parte de ese zoológico tenía que ponerme las pilas".

La relación tensa que aparece en "Tú y yo" entre Lorenzo y su padre "no tiene nada que ver" con la relación que Ammaniti mantiene con su padre, un neuropsiquiatra con quien incluso llegó a escribir un libro sobre la adolescencia.

"Mi adolescencia se acabó el día que mi padre aceptó que quería dedicarme a escribir y lo conseguí a los 25 años, pero ya se sabe que los italianos tardamos más en salir de esa etapa", bromea y acota que "en el mundo animal los más inteligentes son los que tienen que bregar más tiempo con el cuidado de los padres, por lo que no se ha de tener miedo a tardar en despegarse de los padres".

Empecé a pensar en esta historia hace quince años como parte de una novela que nunca se llegó a escribir, porque cuando Lorenzo entraba en el sótano era descubierto por el portero, con lo cual ya no había historia.

Con el tiempo, Ammaniti se dio cuenta de que lo más importante era que el protagonista se encerrara, que se escondiera.

A lo largo de esta novela corta, el lector va descubriendo la complicidad que va fructificando entre dos jóvenes con patologías diversas fruto de una inseguridad psicológica y de carencias afectivas paternales.

Lorenzo vive agobiado por el temor de no cubrir las expectativas que sus padres esperan de él, mientras que su hermana Olivia ha decidido refugiarse en la droga para ahogar unas penas que tienen su pecado original en un error de juventud.

El personaje de la hermana surgió, asegura Ammaniti, casi al mismo tiempo en que decidió escribir", porque "no se sostenía la historia con un solo personaje y necesitaba de alguien que necesitara una semana de aislamiento y podía ser un toxicómano dependiente. Qué más traumático que una persona así, que además te pone todo en tela de juicio".

En "Tú y yo" Ammaniti vuelve a destilar su gusto por los espacios cerrados, no solo por su interés literario, sino también porque se siente bien en ellos: "Siempre me han interesado los sótanos y es algo que he llevado siempre conmigo, desde que siendo niño, me quedé encerrado en una cama plegable y me puse a leer con una linterna".

Ammaniti ha llegado a Barcelona tras el éxito que "Tú y yo" ha cosechado en Italia y la reciente publicación en su país del libro de cuentos "El momento delicado", un título que tiene su historia y que, según el editor de Anagrama, Jorge Herralde: "Cuando quiso publicar el libro hace un tiempo su editor le dijo, 'Niccolò, no se puede publicar ahora, es un momento delicado".

Trabajar con el cineasta Bernardo Bertolucci en la versión cinematográfica de "Tú y yo" ha sido, ha revelado, una gran experiencia, porque el director "está muy interesado en las imágenes que le suscitan las páginas de la novela, que por otra parte tampoco tiene una gran trama".

Más allá de la trama, a Bertolucci le interesaban los silencios, los espacios, la tridimensionalidad del sótano, "trabajaba casi como un pintor".

Contenido patrocinado

Otras noticias