Buscar

El libro digital en España no está bien protegido legalmente

EFE
13/06/2012 - 14:50 | 08:50 - 14/06/12
La falta de regulación sobre el libro digital disminuye las ventas. Imagen: archivo

La nueva presidenta de la Asociación de Editores de Madrid, Rosalina Díaz Valcárcel, ha advertido hoy de que el gremio está realizando inversiones "no rentables" en libros digitales al no estar "suficientemente protegidos" a nivel legal.

En un encuentro con la prensa, Díaz Valcárcel, quien sustituye en el cargo a Javier Cortés después de que este haya asumido la presidencia de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), ha asegurado que convertir un libro de papel en electrónico es "caro" y el problema es el "insuficiente" marco legal de esos libros en España.

"Mientras no exista esa protección legal, esa inversión no se puede hacer", ha señalado la nueva presidenta de los editores madrileños, quien ha aludido al problema de la "piratería" (descargas ilegales de libros en internet) para señalar que aunque no existen cifras oficiales, las estimaciones apuntan a "muchos millones" de euros perdidos en el sector por culpa de este hecho.

Además, ha señalado que mientras las ventas de tabletas electrónicas, desde las cuales se pueden leer libros digitales, "no paran de crecer", no sucede lo mismo con las ventas de "ebooks".

Los datos apuntan a que cada usuario de tableta electrónica se ha descargado "como mucho un libro digital o medio, lo cual es poco creíble", ha indicado Díaz Valcárcel, quien ha asegurado que también esperan que Bruselas equipare el IVA del libro electrónico, del 18 por ciento, al del papel, situado en el 4 por ciento.

Ante esta situación, el próximo octubre se celebrarán unas jornadas de todos los implicados en el libro -libreros, editores, distribuidores e instituciones- para hablar de la situación del sector.

"Siempre hay tensiones entre los distintos gremios y más en la preocupante situación actual, cuando la cadena del libro está sufriendo un retroceso significativo", ha dicho Ramón Alba, miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Editores de Madrid.

Según Alba, los primeros perjudicados de toda la cadena por el descenso continuo de ventas del último año son los libreros, pero ha indicado que ese perjuicio arrastra consigo tanto a ellos como a distribuidores e incluso bibliotecarios, ante la "congelación" de las partidas presupuestarias para adquisición de textos en las bibliotecas.

Reflejo de la situación del sector es el descenso del 19 por ciento de las ventas en la pasada Feria del Libro de Madrid, que se clausuró el domingo último, y aunque desde la Asociación de Editores reconocen que no hay una "solución mágica", sí se tiene claro que la misma pasa por la colaboración entre todos los sectores implicados.

No obstante y a pesar del "pesimismo", en 2011 se han producido en la Asociación de Editores de Madrid -que agrupa a más de 300 librerías- 22 altas nuevas frente a 14 bajas.

Asimismo, el comercio exterior del libro aumentó en 2011 un 3 por ciento, especialmente en Latinoamérica, dato que compensó el decrecimiento del comercio interior.

A pesar de los datos, la nueva presidenta de los editores madrileños se ha mostrado "optimista" ante el futuro del libro y la edición que, ha augurado, "seguirán vivos muchos años".

Comentarios 0