Buscar

Barbara Fiorio explica el poder de la amistad entre generaciones en "Buena Suerte"

EFE
7/06/2014 - 13:02

Barcelona, 7 jun (EFE).- La escritora italiana Barbara Fiorio se estrena en el panorama literario español con la traducción al castellano de su novela "Buena Suerte", una historia sobre la amistad que surge entre dos mujeres que son muy distintas, no solo por cuestión de edad, sino también por las experiencias vividas.

En una entrevista con Efe, la escritora ha explicado que esta historia surgió a partir de muchos elementos, y así eligió su ciudad, Génova, "para que fuese el lugar en el que se cruzan las historias" y se inspiró en su abuela para crear a Caterina, una de las protagonistas".

Uno de los personajes principales de la novela es Margot, una periodista que tiene que intentar sobrevivir ante un contrato precario en el periódico local en el que trabaja y procurar que la relación con su pareja, apodado Tormento, no vaya a peor.

Su jefa, Giovanna, le hace encargos cada vez más surrealistas y es en uno de ellos en el que conoce a Caterina, una octogenaria que gestiona una pequeña administración de lotería, con la que surgirá una amistad muy profunda.

Los problemas comienzan cuando Caterina se ve envuelta en un inesperado delito y Margot, con el fin de averiguar qué ha sucedido, emprenderá una investigación como detective improvisada, que le permitirá relativizar sus propios problemas y alejarse de su pareja.

"Estoy de acuerdo con lo que me han dicho muchos lectores y es que, cuando te ocupas de los problemas de los demás, tus propios problemas resultan como más pequeños, y eso es lo que le ha pasado a Margot, que con las preocupaciones de Caterina redimensiona su dolor", explica la escritora.

"Caterina está inspirada en mi abuela. He mantenido su nombre, pero he cambiado algunas cosas, como que mi abuela tenía miedo de los gatos, y en cambio a la abuela del libro le encantan".

Fiorio ha confesado que el resto de personajes son inventados o están inspirados en personas que conoce, y que "tenía claro el inicio, que Margot y Caterina serían las protagonistas, y el final".

"Creo que el mensaje más fuerte de este libro es el sentido de la justicia y de cómo un vínculo entre dos personas, y no necesariamente de sangre o parentesco, puede cambiar la vida de los demás y que se entiendan a pesar de la diferencia de edad", ha asegurado la autora.

A través del trabajo de Margot en el periódico local, la escritora efectúa una crítica a la situación de la prensa actual, extrapolable a cualquier país, y explica que, tras trabajar muchos años en la prensa del campo político, conoce "un poco el panorama" y tiene amigos periodistas que le explican la situación precaria en la que trabajan.