Buscar

Teresa Saborit se pone en la piel de los niños acosados en libro de relatos

EFE
25/12/2016 - 11:08

Barcelona, 25 dic (EFE).- La escritora Teresa Saborit se pone en la piel de los niños sufren situaciones de acoso o maltrato infantil en "Els llops ja no viuen als boscos", una recopilación de relatos protagonizados por niños que son víctimas de "los lobos de hoy en día, los que hay en la escuela o en la familia", ha dicho la autora en una entrevista con Efe.

Los siete relatos de "Els llops ja no viuen als boscos" (Pagès Editors) están estructurados en torno a los siete pecados capitales (lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia).

En estos relatos, Teresa Saborit (Gurb, 1984) intenta entender por qué estos niños "callan y se culpan de la situación que están viviendo", ya sean abusos sexuales, acoso escolar o maltratos de familiares con problemas alcohólicos.

"Empecé a pensar este conjunto de relatos a raíz del caso de los Maristas, en el que personas de 50 o 60 años abrían la boca por primera vez y explicaban lo que habían sufrido cuando eran niños", ha destacado Saborit.

Primero publicó un microrrelato en su blog, "Por qué no me lo dijiste", pero se le hizo corto, y de esta forma nacieron los otros cuentos "como señal de advertencia", un grito a la atención de los adultos que a veces "no damos tanta importancia cuando los niños nos cuentan algo, y pensamos que todos son tan felices".

Cada relato está encabezado por una cita de versiones cruentas de cuentos clásicos, como "El soldadito de plomo" de Hans Christian Andersen o "Hansel y Gretel" de los hermanos Grimm, que recuerdan la atrocidad de los cuentos de hace dos o tres siglos, narraciones que con el paso de los años "se han ido dulcificando".

En este punto, la autora advierte que, en los cuentos actuales, "el lobo no da tanto miedo", y a veces "incluso acaba haciéndose amigo del niño", para explicar cómo la maldad que los lobos simbolizaban hace 200 años se ha transformado.

"Hoy en día continúa habiendo lobos que pueden hacer daño a los niños, aunque ahora no sean animales salvajes que se esconden en un bosque, sino que se los pueden encontrar en el día a día, en la escuela, en la calle o incluso en la propia familia", ha afirmado Saborit, que subraya: "seguramente es lo que más miedo da".

"Els llops ja no viuen als boscos" recibió en julio de este año el "Premi 7lletres" que convoca el Consejo Comarcal de la Segarra, la Paeria de Cervera y la Fundación Pedrolo, un premio que anima a la autora a "continuar por aquí", después de haber dejado hace dos años su profesión como economista y haber decidido dedicarse a la literatura por completo, "a pesar de haber estado toda la vida escribiendo".

Saborit ha escrito trece novelas - la decimocuarta está en proceso-, pero todas ellas están guardadas en un cajón: "No he encontrado la novela que diga... estoy contenta de lo que he escrito y quiero que la gente lo lea".

Con los relatos de "Els llops ja no viuen als boscos", Saborit ha satisfecho su nivel de autoexigencia, y ha utilizado las herramientas y el lenguaje de los propios niños para relatar en primera persona situaciones como las del cuento "Ira", en la que un niño no dice nada a su madre de los maltratos que está recibiendo de su padrastro porque piensa que ésta será más feliz.

"Si un niño lee el cuento no lo entenderá. Está al mismo nivel que el protagonista", ha explicado Saborit, que entiende que son relatos dirigidos a adolescentes, a partir de 14 años, "que ya pueden comprender lo que está pasando", pero sobre todo a padres y profesores, "todos aquellos que tienen contacto con los niños".

"Tenía mal cuerpo cuando me ponía en su piel", ha asegurado Saborit, "y te das cuenta que muchos niños ya no son niños y han perdido la infancia", concluye la escritora. EFE

Contenido patrocinado

Otras noticias