Libros

Pepa Roma desvela las relaciones de poder que hay en "Una familia imperfecta"

Barcelona, 6 may (EFE).- Ha dado la vuelta al mundo y ha entrevistado a grandes mandatarios internacionales como Nelson Mandela, pero ahora la periodista Pepa Roma pone el acento en "Una familia imperfecta", su cuarta novela, donde retrata y ahonda en las relaciones de poder existentes en un clan catalán.

En una entrevista con Efe, Roma ha explicado que también ha querido desmitificar la figura de la madre, "algo que todavía hoy es tabú" y, en cierta manera, rendir un homenaje al espíritu catalán "emprendedor y con talento".

Con tintes autobiográficos, en "Una familia imperfecta", Pepa Roma narra la peripecia vital de Cándida, una mujer, hija mayor de una familia acomodada venida a menos, que reside habitualmente en Madrid y que debe volver a su Barcelona natal para acompañar a su madre, una mujer despótica y resentida, en los últimos meses de su vida.

También muestra el día a día del hermano de Cándida, Ángel, un hombre enfermo de cáncer, y de la tía Rita, una mujer ya anciana, emancipada en su momento, que no soporta a su cuñada y madre de la protagonista.

La autora leridana, residente en Madrid, ha comentado que todo empezó a tomar forma al ver "cómo se desmorona una familia", con unos progenitores ya mayores, de los que una hija debe ocuparse y que, a la vez, son "los últimos testimonios vivos de una época, lo que tiene un valor extraordinario".

Roma se siente, en cierta manera, "depositaria de esa historia colectiva que se transmite de padres a hijos" y agrega que, aunque hay partes importantes de la novela que son fruto de su imaginación, sí ha intentado "ser fiel" al legado que le han traspasado sus antecesores, "no solo en la vertiente más personal, sino también mostrando cómo era un pueblo en la provincia de Lleida en el siglo XX o cómo se movía la burguesía en un barrio alto de Barcelona".

Sobre el hecho de dibujar a una madre hipócrita, sibilina, llorona, aunque nada emotiva, la escritora ha aseverado que quería "romper tópicos y mostrar que no todas las madres han sido unas entregadas para con sus hijos, sino que, antes del acceso masivo de la mujer al mundo laboral, las había que eran unas frustradas con respecto a sus procesos vitales, lo que repercutía en sus hijos y maridos".

Además, no esconde que la novela llega en un momento en el que el debate sobre la maternidad está muy presente, con mujeres que defienden que los proyectos profesionales deben estar por detrás de la maternidad porque "unos pasan y un hijo permanece siempre".

Por otra parte, Pepa Roma, que en 2011 obtuvo el premio Azorín con "Indian Express", recuerda que, especialmente, en la época de la República ya hubo mujeres que se emanciparon, lo que queda reflejado en la figura de la tía Rita, "alguien que como otras abrió camino".

No esconde que fue el cantante Joan Manuel Serrat la primera persona en descubrirle el "valor" de la "tieta", alguien que en algunos casos "puede ser una persona muy benéfica, en contraste con la madre".

Alejada actualmente de la televisión (estuvo en el área de telediarios y en Informe Semanal en TVE) y de la política -trabajó como jefa de comunicación en los ministerios de Justicia y Medio Ambiente con los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero- Pepa Roma ya tiene otro proyecto literario en marcha.

A su juicio, mientras al ejercer como periodista cuenta lo que sucede "desde fuera", como novelista -"lo haces desde dentro del ser humano, por lo que soy de las que creo que la novela no va a terminar nunca".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint