Libros

Walter Mosley gana el Premio RBA de Novela Policíaca con la obra "Traición"

Barcelona, 6 sep (EFE).- El escritor norteamericano Walter Mosley ha ganado el XII Premio RBA de Novela Policíaca, dotado con 125.000 euros, con la obra "Traición", en la que estrena un nuevo protagonista, el detective chandleriano Joe King Oliver.

Tras recibir el premio mejor dotado del género negro del mundo, Mosley ha asegurado que "la justicia es el tema pendiente de la humanidad".

"Muchas personas en Estados Unidos consideran que el éxito está únicamente relacionado con ganar mucho dinero o tener mucho reconocimiento, y yo creo que todos llevamos una vida, todos trabajamos, todos vivimos nuestras vidas, las sufrimos y las disfrutamos, pero el problema principal al que se enfrenta toda la humanidad es que nunca alcanzamos la justicia", ha dicho.

En su reflexión, Mosley (Los Ángeles, 1952) opina que "el sistema económico, tal y como lo presenta el sistema político, no deja margen alguno para la justicia" y ha puesto como ejemplo la falta de servicios médicos para niños enfermos de familias con pocos recursos o el tratamiento que recibieron los jóvenes soldados que participaron en la guerra de Afganistán a su vuelta a casa.

Confiesa Mosley que en "Traición", que estará en las librerías a partir de mañana, ha querido "contar la historia de un personaje que hace lo correcto y en eso está la semilla de un sentimiento de que podríamos mejorar, pero siempre con un coste".

Joe King Oliver, el protagonista de la novela ganadora, era un honesto agente de policía de Nueva York, con una única debilidad, las mujeres; e inconsciente de que tenía poderosos enemigos en el cuerpo, fue víctima de una trampa que le condujo al penal de Rikers Island durante una temporada.

Tras 13 años en prisión, Joe King Oliver se instala como detective privado con la ayuda de su hija adolescente, la única que lo saca de su soledad y, visto que ser honesto no le fue útil en el pasado, no duda en recurrir a métodos poco ortodoxos.

En la novela, tras recibir una carta de una mujer que confiesa que le pagaron por acusarlo de una falsa agresión sexual para meterlo en la sombra, Joe decide investigar qué excompañeros tramaron su caída y cuáles fueron sus motivos.

El nombre del protagonista es, según Mosley, el mismo del maestro de Louis Armstrong y ha escogido este nombre porque cree que "el género del jazz es el mejor modo de aproximarse a los conflictos y a los problemas a los que se enfrenta la sociedad norteamericana".

En paralelo, Joe acepta ayudar a un periodista de raza negra, conocido por su radicalismo político, sobre el que pende la pena capital al ser acusado de matar a tiros a dos policías en acto de servicio, aunque nadie dice que los dos agentes se dedicaban a mercadear con objetos robados, a traficar con drogas, a explotar sexualmente a jóvenes sin hogar e incluso al asesinato.

Mosley ha recordado una anécdota de cuando era adolescente y caminaba por un barrio que no era el suyo para ver a un amigo: "Un agente de policía me detuvo, me registró los bolsillos y yo fui encantador con él y no le presenté ningún tipo de problema; y cuando acabó de cachearme le pregunté por qué me había retenido y me argumentó que 'si veo a una persona blanca en un barrio negro, lo detengo, y si veo a un negro como tú en un barrio blanco, también lo detengo".

Precisamente, Mosley dedica "Traición" a los activistas afroamericanos Martin Luther King, Malcolm X y Medgar Evers.

El ganador del premio RBA asegura que no sabe si su nuevo detective formará parte de una saga: "Creo que podría escribir más de este personaje, pero he estado trabajando en una serie de televisión y si tiene éxito, que seguramente lo tendrá, no sé hacía dónde irá mi mente, si hacia la pantalla televisiva o hacia una serie de novela policíaca".

En la novela, el protagonista es ayudado por un sociópata, Melquarth Frost, con quien desvela un entramado de corrupción y brutalidad contra la población negra por parte de aquellos miembros encargados teóricamente de su protección.

El autor ha afirmado con rotundidad que no le gusta Trump y ha definido al presidente norteamericano como "ese dedo que se hunde en la llaga". Y ha agregado: "Lo que está haciendo Trump es hacer de altavoz de determinados grupos pero al mismo tiempo nos está dando un objetivo contra el que luchar; ese terrible racismo y esa terrible injusticia ya no es un secreto que se esconda debajo de la alfombra, sino que es algo de lo que se habla".

En la velada posterior al fallo, a la que han asistido cerca de un millar de invitados, entre ellos la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el expresidente de la Generalitat Artur Mas, se ha recordado a los recientemente fallecidos Philip Kerr y Paco Camarasa, el primero ganador del premio en 2009, y el segundo miembro del jurado desde la primera edición.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin