Libros

Vila-Sanjuán: El nacionalismo ha minimizado la tradición catalana en castellano

Barcelona, 25 sep (EFE).- El escritor y periodista cultural Sergio Vila-Sanjuán, que acaba de publicar "Otra Cataluña", en la que recorre seis siglos de cultura catalana en castellano, ha dicho que "un sector del nacionalismo catalán ha querido minimizar la tradición literaria catalana en castellano".

"Otra Cataluña" (Destino) descubre una "historia de la cultura apenas estudiada hasta ahora en su conjunto, cuando no minusvalorada por la tradición nacionalista".

En ese recorrido se incluyen poetas como Francisco de Moner y Juan Boscán, historiadores como Antonio de Capmany, filósofos como Jaime Balmes y Eugenio d'Ors, pensadores políticos como Pi y Margall o Ferrer Guardia, escritoras como Federica Montseny o memorialistas como el conde de Güell.

Vila-Sanjuán ha confesado que lleva muchos años acumulando material, por una tradición familiar de tres generaciones de periodistas que han trabajado básicamente en castellano, y ha escrito este libro por su "interés en la literatura catalana en castellano, ante la ausencia de un ensayo similar desde que se publicaron en 1909-1910 en La Vanguardia una serie de quince artículos de Miquel dels Sants Oliver".

Se trataba de actualizar los estudios incorporados a esa tradición en el último siglo, especialmente de Jordi Rubió y de Martín de Riquer, y de determinar qué no había podido ver o consultar Miquel dels Sants Oliver.

Desde la Edad Media, recuerda el autor, la cultura catalana se desarrolla en dos lenguas, en catalán y en castellano, y hasta el siglo XVII también en latín.

Aunque Vila-Sanjuán estima que hay además "un factor de oportunidad" en la aparición de este ensayo, por "el momento actual en el que se discute sobre qué es la cultura catalana desde el inicio", el periodista barcelonés considera sin embargo que "no es un libro ideológico".

Desmiente "Otra Cataluña" el argumento nacionalista de que "el castellano es la lengua de los colonos", y lo argumenta diciendo que "el castellano es la lengua utilizada por Jaume Balmes, Antonio de Capmany y Feliu de la Penya, personalidades que reflexionan con mucha intensidad sobre la identidad catalana".

Desde un punto de vista de la creación literaria y de ensayo, una de las aportaciones del libro es situar en Enrique de Villena, descendiente de Wifredo el Velloso, las primeras manifestaciones de literatura catalana en castellano, "cien años antes de lo que se creía hasta ahora, con Juan Boscán, quien junto a Garcilaso, "revolucionan la poesía castellana".

También en el siglo XV aparecen otros autores que recurren en su obra al castellano, como el ampurdanés Pere Torroella (nacido en 1420), el rosellonense Francisco de Moner (nacido en Perpiñán en 1463), o Joaquín Setantí (1540-1617), autor de aforismos del Siglo de Oro español.

En la primera mitad del siglo XIX, florece, según Vila-Sanjuán, la denominado Escuela Catalana, en la que destaca Jaume Balmes, "el escritor en lengua española más vendido en el XIX, en un momento de pre-Renaixença".

Un momento ulterior se produce en los 60 bajo el Franquismo, cuando "eclosionan Carlos Barral, Gil de Biedma, los Goytisolo o los latinoamericanos que se instalan durante siete años en Barcelona, como Vargas Llosa o García Márquez", que "coincide con un momento de gran brillo de la literatura catalana en catalán, con Mercè Rodoreda y Gabriel Ferrater".

"Otra Cataluña" incide asimismo en la importancia de la industria editorial barcelonesa: "Desde 1480 empiezan a funcionar las imprentas catalanas en trilingüe -castellano, catalán y latín-, pero hacia 1550 el castellano se convierte en la primera lengua y pasa a ocupar las dos terceras partes, una situación que se mantiene hasta nuestros días".

En su opinión, esa potencia de la industria editorial propició "una mayor proyección de la edición en catalán durante la Renaixença y explica por qué las letras gallegas no prosperaron tanto, ante la inexistencia de una industria editorial local".

Analiza Vila-Sanjuán varios "momentos claves universales de la literatura en castellano", como cuando "el Quijote proyecta Barcelona como ciudad del libro a toda Europa, San Ignacio de Loyola escribe desde Manresa sus influyentes 'Ejercicios Espirituales', el texto espiritual español más universal escrito nunca, que irradia en Europa, Japón y América; o con el 'boom latinoamericano', muy deudor de Barcelona, de su industria editorial, de Barral o de Carmen Balcells".

Cree el autor que "un sector del nacionalismo catalán intenta proyectar una imagen del pasado que no es real y no se puede decir que el castellano es un producto del Franquismo y que antes de la Guerra Civil la cultura catalana era hegemónicamente en catalán", y cita como ejemplos inmediatos de los años 30 áreas mayoritariamente en castellano como la prensa diaria o la cultura anarquista.

Acepta Vila-Sanjuán que "políticamente, Cataluña puede adoptar varias direcciones, pero desde un punto de vista cultural se debe hacer de manera abierta, sin dogmatismos".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin