Buscar

El Vilar, en el corazón del Montseny, será un espacio para la creatividad

EFE
8/02/2019 - 18:09

Fogars de Montclús (Barcelona), 8 feb (EFE).- En pleno corazón del Parc Natural del Montseny se ubica El Vilar, una finca de la Diputación de Barcelona que se convertirá en un espacio para la creatividad, según han anunciado hoy el presidente del ente, Marc Castells, y la consellera de Cultura, Laura Borràs.

En el término municipal de Fogars de Montclús, la casa, que consta de dos edificios, uno de uso profesional y otro destinado a vivienda, ha funcionado como residencia de vacaciones del presidente de la Diputación, aunque el último que la empleó para ello fue Manuel Royes, a principios de los años noventa.

Marc Castells ha señalado este viernes que la finca, que ocupa unos 148.000 metros cuadrados y que no requiere de ninguna inversión patrimonial porque se encuentra en perfecto estado de conservación, se pone a disposición del ámbito de la cultura para que sea utilizada como residencia de creadores.

A su juicio, se trata de ser "capaces de generar infraestructuras y ponerlas al servicio de la cultura y del país".

Además, ha agregado que la consellera Borràs, a la que ha denominado como la de las tres l: literatura, lengua y lectura, "con su sensibilidad pondrá en valor este patrimonio".

La consellera ha comentado que después de visitarlo y mantener una primera reunión in situ junto a Castells, pero también con la directora del Institut Ramon Llull, Iolanda Batallé, el espacio se ve como "idóneo" para poder convertirse próximamente en un centro en el que "desarrollar la creatividad".

La intención es que cambie de uso y tenga una "naturaleza cultural" y tanto pueda ser residencia para escritores como "eventualmente dedicarlo a otras artes, que es una reivindicación que hace el sector de la cultura".

No ha obviado la "predisposición" de la Diputación para ceder el uso de la casa y ha avanzado que ahora una comisión de trabajo estudiará la manera en que puede utilizarse el espacio, "ver qué turnos de rotaciones se hacen, qué ofertas tenemos".

Para la consellera, se inicia el proceso para establecer un "protocolo de libre concurrencia, a partir de convocatorias públicas".

En su opinión, "el espacio es magnífico desde todos los puntos de vista, es idóneo para todas las disciplinas y hay que ver a qué propuesta de las que tenemos le damos ahora salida".

Por otra parte, ha dejado claro que "la literatura estará", pero no ha señalado que no se ponen barreras porque "es un lugar que permite muchos usos".

Marc Castells ha remarcado que el equipamiento "puede entrar en uso mañana mismo, pero ahora hay que concretar con la comisión creada qué tipo de proyecto saldrá adelante, sin plazos".

Sin embargo, ha recalcado que "esto que ha empezado hoy es imparable".

El Vilar fue comprado inicialmente en el año 1929 bajo la presidencia de Josep Maria Milà i Camps, conde del Montseny, un año después de que se hubiera aprobado la creación del Patronato de la Montaña del Montseny.

En el espacio de residencia hay tres habitaciones, un salón, con una chimenea y un antiguo horno de pan, cocina y un espacio para los antiguos cuidadores de la masía, que en sus orígenes, en el siglo XVII, perteneció a una familia dedicada a la venta de hielo.

Entre los años 1967 y 1973 se hicieron unas importantes obras de rehabilitación porque en esos años había quedado en ruinas, y, posteriormente, se pudo utilizar como residencia temporal de descanso de los presidentes de la Diputación, Juan Antonio Samaranch, Josep Tarradellas, Antoni Dalmau y Manuel Royes.

También acogió al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, así como reuniones preparatorias de los Juegos Olímpicos, entre Antoni Dalmau y Pasqual Maragall.