Buscar

Gibraltar, un peñón literario de la mano del periodista Jerónimo Andreu

EFE
10/02/2019 - 12:45

Barcelona, 10 feb (EFE).- Gibraltar es un escenario que atravesó fugazmente las páginas de las novelas de Ian Fleming y alguna de John le Carré, pero ahora se convierte en protagonista de "En el vientre de la roca", primera novela del periodista Jerónimo Andreu, con la que pretendía "revisar el canon de la novela de espías".

La idea de la novela se le ocurrió a Andreu, hoy en el gabinete de prensa del ministro del Interior, durante una visita al campo de Gibraltar, donde además, como gaditano, se reencontró con su tierra.

"En aquel viaje tenía que entrevistar como periodista a miembros del gobierno gibraltareño para que me explicaran las medidas contra el Brexit y, paseando por las calles de Gibraltar, pensé en la trama, porque la 'roca' inspira muchas historias", explica Andreu en una entrevista a EFE.

Aunque no es su primera novela escrita, "En el vientre de la roca" es su primera publicada y su debut en la novela negra, señala mientras recuerda que tradicionalmente, Gibraltar ha sido un lugar de contrabando, un paraíso fiscal, un punto de encuentro del crimen organizado, "todo oculto tras la apariencia tranquila de sus calles y sus numerosos comercios por los que deambulan los turistas".

Aparte de en Fleming y Le Carré, "Gibraltar aparece en el Ulises de Joyce; Montero Glez tiene también una novela ambientada en Gibraltar, pero "pocos saben que los dos actores James Bond más importantes, Roger Moore y Sean Connery, se casaron en Gibraltar". Pero en resumen, "siempre ha sido un secundario, como un lugar exótico en el suceden cosas raras", repone.

El "gran desconocimiento" que hay en España sobre la dinámica gibraltareña explica, según Andreu, su escasa presencia en la literatura española.

"Las transacciones financieras y el lavado de dinero suceden en un mundo oculto que convive con un sitio pacífico y conservador", señala el autor.

La trama de "En el vientre de la roca" (Salamandra) se inicia con la desaparición de Pippa Hampton, hija de un alto cargo del Foreign Office, que se esfuma tras cruzar la frontera que separa Gibraltar de La Línea.

Antes de que el caso se convierta en un escándalo, el Honorable Chief Minister Marc Parody recurre a Joseph Sanchez, un antiguo agente de su servicio de protección personal, que llevará sus pesquisas por las calles gibraltareñas, por las que pululan viejos espías, comerciantes de joyas sefardíes y viudas de ladrones legendarios; y al otro lado del peñón sus contactos no son de mejor índole: policías corruptos, chaperos, pedófilos y vendedores de lotería ilegal.

En esta novela el autor quiso deliberadamente que Joseph Sánchez fuera "sintético, que no transmitiera mucho, como una roca, impenetrable, y sólo se describe a partir de lo que dicen otros".

El triángulo delictivo se completa con un tercer vértice, Marbella, donde una cruenta guerra de clanes de la mafia irlandesa da una nueva dimensión a su investigación: "mafias irlandesa, rusa, italiana, en la Costa de Sol tienes todas las variedades criminales internacionales".

"Con esta historia me interesaba revisar el canon de la novela de espías clásica, y el mejor enclave era un sitio con esta peculiaridad, una zona quinqui que a mí me gusta, en la que hay secretos", subraya Andreu, que tiene intención de escribir dos o tres novelas con su protagonista.

De hecho, esa intención ya estaba en la decisión de que "la primera novela no fuera demasiado intensa en cuanto a revelación de datos del protagonista, pensando en exponerlo en dos o tres novelas, pero tiene muchos conflictos internos, por su vida y su sexualidad".

El arranque de la novela en la frontera es, confiesa Andreu, "un homenaje a 'El espía que surgió del frío', como si fuera una actualización de esa novela negra clásica".

El uso de la tercera persona confiere a la novela una visión más cinematográfica, asegura el periodista, quien ve "enormes posibilidades audiovisuales" a su libro, "ideal para una coproducción angloespañola". EFE


El flash: toda la última hora