Buscar

El polvo africano es un problema en Madrid porque se une a la contaminación

EFE
5/09/2011 - 10:39

Santa Cruz de Tenerife, 5 sep (EFE).- Las intrusiones de polvo procedente de África en la Península Ibérica, que han sido especialmente frecuentes el pasado mes de agosto, no presentan una concentración muy elevada y sólo suponen un problema en ciudades como Madrid porque se une a la contaminación existente.

Lo ha explicado, en declaraciones a Efe, la investigadora del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, dependiente de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Silvia Alonso, que ha asegurado que si el polvo del desierto que llega de África se une a las partículas de contaminación que hay en Madrid se llega a concentraciones "importantes".

Los datos del Sistema Nacional de Predicción de Calimas, que funciona desde 2004, revelan que las intrusiones de polvo procedente de África en la Península Ibérica han sido "especialmente frecuentes" en agosto de este año con respecto al mismo mes de años anteriores.

Silvia Alonso ha dicho a Efe que las intrusiones han sido casi diarias en la Península durante el mes pasado aunque no han sido muy intensas.

Las predicciones de las intrusiones de polvo procedente de África se hacen de lunes a viernes por medio del Sistema Nacional de Predicción de Calimas, que funciona por un convenio de colaboración entre el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En el Sistema Nacional de Predicción Nacional de Calimas participan también la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ciemat, el Instituto de Salud Carlos III y las universidades de Extremadura, Cartagena y Huelva.

Las predicciones se realizan para toda España, pues aunque las calimas son más intensas en Canarias, sobre todo entre diciembre y marzo, llegan a la Península e incluso al resto del continente europeo.

Alonso ha explicado que el polvo que llega a la Península procede de la zona norte de Argelia y de Túnez y ha añadido que las predicciones se emiten para gestores de calidad del aire, responsables de sanidad de las comunidades autónomas y diversas áreas científicas.

El sistema nacional de predicción alerta cuando la presencia de calima cuando la concentración de polvo supera los 40 microgramos por metro cúbico.

Contenido patrocinado

Otras noticias