Medio ambiente

¿Animales en los circos sí o no? Ecologistas y empresarios enfrentados en España

Los ecologistas tienen un nuevo objetivo: prohibir los circos con animales en la Comunidad de Madrid, autonomía donde se ubica la capital española. Todo un símbolo. Equo realizó la exigencia esta semana, esgrimiendo que estos espectáculos carecen de valor educativo y suponen un maltrato a los animales. Los empresarios, en el otro extremo, se defienden de activistas ecologistas y de otros partidos verdes negando las acusaciones de maltrato.

Leones, cocodrilos, tigres, leopardos, monos y hasta focas forman parte de los espectáculos circenses. Los ecologistas se quejan de que "pasan la mayor parte de sus vidas encadenados en el interior de camiones, viajando cientos de kilómetros, para ser obligados a actuar bajo la constante amenaza de castigos". Como muestra un botón: un elefante permanece entre el 58% y 98% de su vida atado a una cadena.

Además de la cautividad y el confinamiento que produce zoocosis, y aunque no es la norma general, en algunos circos se han registrado denuncias de maltrato durante los entrenamientos y su manipulación. La extirpación de garras o dientes para evitar peligros y el uso de látigos, ganchos y palos. La pesadilla de estas bestias salvajes no solo son los barrotes.

La legislación, en cambio, pasa de puntillas por el problema. Hace tres años, el Ministerio de Ambiente y Medio Rural y Marino sí expresó su interés por aplicar la Ley de Conservación de Fauna Silvestre en zoológicos y circos del territorio nacional. Pero el circo queda en el limbo.

¿Prohibir o no?

Alemania, Grecia, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Bolivia, Suiza y Chile, así como partes de Inglaterra, Irlanda y Estados Unidos, ya han establecido restricciones a este tipo de espectáculos.

España, sin embargo, no ha dado pasos similares en el conjunto del Estado, aunque muchos municipios han legislado por su cuenta.

Barcelona, Palma de Mallorca, San Fernando de Henares, Girona, Benalmádena, Lleida, Badalona, Barakaldo, San Lucar de Barrameda y Tarragona son las localidades más grandes en avanzar por esta senda, pero hay otros muchos pueblos pequeños en este grupo.

Precisamente, algunas ONG como Anima Naturalis o Infocircos han impulsado campañas para impulsar la prohibición de los circos de animales

Ecologistas en Acción, por su parte, quiere más y subraya  que el Ejecutivo central no legislado ninguna ordenanza que impida que los circos "sigan vulnerando los derechos de los animales".

Justamente hace un año, el Ministerio de Cultura convocó unas jornadas de expertos para analizar el futuro del sector. No obstante, el cambio en La Moncloa -de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) a Mariano Rajoy (PP)- volvió a paralizar la renovación del Plan Nacional del Circo.

Vídeo de activistas anticirco colgado en Youtube.

comentariosicon-menuWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments