Medio ambiente

Greenpeace da la cara ante la amenaza de las inmobiliarias murcianas

Imágenes de cómo quedaría la costa de La Manga del Mar Menor cedidas por Greenpeace.

Greenpeace vuelve a estar en el punto de mira y ésta vez por asuntos urbanísticos. Un círculo minoritario de inmobiliarias con intereses en Murcia, concretamente en La Manga del Mar Menor, acusa a la ONG verde de "hundir los precios de sus viviendas hasta un 50%" tras la exhibición de unos fotomontajes que muestran las devastadoras secuelas que el cambio climático podría ejercer en la zona.

El origen de la acusación urbanística a la ONG se debe al libro "Photoclima, imágenes de un futuro amenazado por el cambio climático" presentado por la ONG el año pasado que alude a los efectos negativos que el cambio climático tendría en distintos municipios amenazados en España -La Manga del Mar Menor, los deltas del Ebro y el Llobregat, el Cabo de Gata, la costa de Doñana o zonas de marisma del Golfo de Cádiz- en el caso de que no se reduzcan drásticamente las emisiones globales de gases de efecto invernadero, según las predicciones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC).

La Manga del Mar Menor sería una de las zonas más afectadas por los efectos del cambio climático en los análisis realizados por el Ministerio de Medio Ambiente. Su repercusión ha sido sonada por los medios de comunicación durante los últimos años, de ahi que este colectivo de constructoras murcianas haya achacado la exhibición nacional de estás fotografías al descenso de ventas de pisos.

Piden a Greenpeace 30 millones de euros

'Inversiones Dos Mares S.L.', 'Faher Holydays S.L.', 'Bureau Investment' y 'Nuevo Pozo Estrecho S.A.'- han enviado misivas en las que consideran que la iniciativa de Greenpeace "ha provocado el hundimiento del mercado inmobiliario y de servicios de la zona afectada". Reclaman a Greenpeace cerca de 30 millones de euros en concepto de daños y perjuicios tras las pérdidas económicas que han sufrido en el último ano.

La respuesta de Greenpeace ha sido contundente, tal y como ha podido conocer Ecodiario.es. "Estamos ante un chantaje inaceptable. Pretenden hacer pagar a Greenpeace las consecuencias de la destrucción urbanística de La Manga del Mar Menor" asegura Juan López de Uralde; que a nadie le quepa duda de que no nos van a intimidar con este tipo de de maniobras repugnantes", asegura el director ejecutivo de Greenpeace.

Las acusaciones del grupo inmobiliario no han debilitado el pulso de Greenpeace, tal y como comenta Mario Rodríguez, director de Campañas de la ONG: "Si en algún momento aquellos que tratan de intimidar a Greenpeace piensan que van a alcanzar sus objetivos, se equivocan. Proseguiremos con nuestra campaña de lucha contra el cambio climático porque cada vez queda menos tiempo para adoptar medidas que eviten que La Manga del Mar Menor, entre otras zonas, sea anegada por las aguas. Tratar de solventar los problemas particulares arremetiendo contra el mensajero cuyo único objetivo es la defensa del medio ambiente, es una estrategia errónea, además de indigna e injusta".

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin