Buscar

Japón descarta recortar el número de ballenas previstas para cazar

Agencias
13/11/2008 - 12:16

Japón rechazó hoy unas informaciones que aseguraban que recortaría en un 20 por ciento el número de ballenas que tienen previsto cazar en el Océano Antártico debido a las protestas contra esta práctica, aunque aseguró que mantendrá su moratoria sobre la caza de ballenas jorobadas.

El diario japonés Asahi Shimbun informó ayer que Japón pretendía reducir su objetivo hasta alcanzar las 700 ballenas enanas (rorcual aliblanco) y hasta los 50 ejemplares del rorcual común durante la temporada de caza de verano, que empezará en poco tiempo. Según el Ministerio de Medioambiente australiano, ésta sería la primera reducción en el número de caza de ballenas desde que Japón comenzó su programa hace 21 años.

Japón, que considera que la caza de ballenas es una tradición cultural apreciada, abandonó la caza comercial de estos animales en virtud de una moratoria internacional en 1986, pero comenzó lo que denomina un programa de investigación científica al año siguiente.

Una fuente gubernamental manifestó que no es cierta la información del Asahi Shimbun, que señala que esta reducción se debe a las escaramuzas en alta mar de los activistas y a la baja demanda de carne de ballena por parte de los consumidores japoneses. Según el diario, Japón caza actualmente 1.300 ballenas al año.

plane cazar 900 ballenas

"No hay un cambio en nuestros planes", señaló el ayudante del director de la división de la industria pesquera en alta mar, Toshinori Uoya, quien añadió que Japón planea cazar un total de 900 ballenas, el mismo objetivo que el año pasado.

Los planes anteriores para cazar ballenas jorobadas provocaron protestas por parte de los activistas, con las populares ballenas en peligro de extinción mientras los observadores las distiguen por su silueta distintiva y sus saltos acrobáticos.

La caza anual de ballenas en Japón ha provocado enfrentamientos entre los balleneros y los activistas, un hecho que los japoneses aseguran que provocó que durante la última estación de caza su país sólo capturara 551 ballenas.

"Planeamos hacer todo lo que podamos para prepararnos contra las protestas de esta estación, aunque no podemos entrar en detalles de lo que haremos", señaló Uoya.

El ministro de Medioambiente australiano, Peter Garrett, que citó la información del diario en el Parlamento, declaró que cualquier reducción en el objetivo de caza de ballenas por parte de Japón sería una señal alentadora de que la oposición internacional a la caza por motivos científicos está teniendo efecto. "Desde 1987, el objetivo se ha incrementado, incluido más del doble del objetivo de ballenas entre 2004-05 y 2005-06", señaló.


Comentarios 0