Buscar

La civilización maya pudo desaparecer a consecuencia de las sequías prolongadas

6/08/2018 - 12:32
  • La humedad relativa bajó ente un 2 y 7%
  • Las precipitaciones bajaron hasta un 70% anual
Más noticias sobre:
Ruinas mayas en Muil Chunyaxche, México. Foto: Dreamstime

Una nueva investigación publicada en la revista Science señala un periodo de sequía extrema como el final de la civilización maya clásica. El clima siempre ha sido considerado uno de los factores clave en la caída de esta civilización pero hasta ahora no se había demostrado lo seco que fue el periodo final de los antiguos pobladores de la zona.

Los científicos, liderados por la Universidad de Cambridge (Reino Unido), reconstruyeron la composición isotópica del agua del lago Chichancanab, México, utilizando núcleos de sedimentos que contenían yeso precipitado. De este modo, la investigación pudo demostrar lo seco que fue el periodo de manera cuantitativa en el momento en que las poblaciones mayas empezaron a disminuir de manera drástica. Es la primera vez que se pueden dar datos de cantidad de agua en un período gracias al estudio del lecho del lago Chichancanab en México.

La técnica utilizada "implica el análisis isotópico del agua unida estructuralmente al yeso sedimentario, que se depositó en condiciones de sequía", señalan los autores de la investigación, dirigidos por Nicholas Evans, de la universidad británica. La hipótesis trataba de determinar la aridez de la tierra en la época de los mayas. El equipo midió las composiciones del triple isótopo de oxígeno e hidrógeno en las moléculas de agua que se encontraban en la estructura del yeso depositado en las capas del fondo del lago para determinar el nivel y disponibilidad de agua de manera cuantificable.

El estudio que publican en la revista Science se fundamenta en el estudio sedimental en busca de moléculas de hidrógeno y oxígeno en los restos de yeso hallado. Los resultados del análisis de estas moléculas concluyen con que hace entre 1.000 y 800 años, el nivel de precipitaciones disminuyó entre un 41 y un 54% anual, llegando hasta el 70% en los periodos de sequia, esto provocó escasez de agua y momentos de sequía cada vez más largos.

La reducción drástica de las precipitaciones dio como resultado una grave sequía que coincidió en el tiempo con el final de la civilización maya en las tierras bajas del sur. Es fácil ver la coincidencia temporal entre la sequía y la caída de población. Además, comparando los datos de humedad de aquella época con la actual fue la primera vez en la que bajó entre un 2 y un 7%.

La menor humedad relativa y los periodos de sequía prolongados tuvieron consecuencias para la agricultura de la zon, lo que afectó a la sociedad que probablemente empezó a sufrir periodos de carestía de alimentos y agua lo que terminó por mermar su número hasta casi la extinción.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0