Medio ambiente

La lluvia desborda ríos, corta carreteras y obliga a evacuar casas en Girona

Barcelona, 18 nov (EFE).- El temporal de lluvias que azota Cataluña, en uno de los otoños con más precipitaciones de los últimos años, ha desbordado ríos, ha cortado carreteras y ha provocado inundaciones, que han obligado a evacuar algunas viviendas en Girona, donde el agua llegaba al metro de altura.

La Generalitat mantiene en alerta el plan de inundaciones Inuncat debido a este episodio de lluvias, que ha acumulado hasta 170 litros por metro cuadrado en Navata (Girona) y que se prevé que remita esta madrugada, si bien el caudal de los ríos en Girona se mantendrá al límite, por lo que se recomienda no pasar por rieras.

Los Bomberos de la Generalitat han evacuado esta tarde a una veintena de vecinos de la calle Aduana de Figueres, donde las fuertes lluvias han provocado el desbordamiento del río Manol y la inundación de sus viviendas.

Con la ayuda de una autoescalera y de los equipos subacuáticos, los Bomberos han rescatado a los vecinos de esta calle, que da al campo de fútbol de Vilatenim, que han visto cómo el desbordamiento del río Manol ha provocado que el agua alcanzara más de un metro de altura en la planta baja de sus casas.

Los 21 vecinos han sido trasladados a las instalaciones del Consell Municipal, según ha informado el Ayuntamiento de Figueres.

También en Figueres, veintiuna personas con discapacidad de la residencia Les Acàcies han tenido que dejar este centro para ser acogidos en un centro hospitalario, como medida de precaución, ya que el centro se encuentra en una zona inundable.

En Mieres (Girona), seis familias han quedado atrapadas en una casa de colonias y, tras comunicar su situación a los Mossos d'Esquadra, han decidido posponer su vuelta a Barcelona hasta mañana.

Hasta las 17:00 horas de la tarde, el teléfono de emergencias 112 había recibido 497 llamadas por el temporal de lluvia, lo que ha derivado en 309 servicios por parte de los Bomberos, especialmente en las comarcas gerundenses del Alt Empordà, Baix Empordà, Selva y Gironès, que han acumulado 258 actuaciones por inundaciones de calles y vías.

En Girona, los ríos que llevan un caudal más elevado y que todavía puede crecer en las próximas horas son el Manol y el Llobregat de la Muga, además del Daró, el Onyar y el Fluvià.

El temporal de lluvia ha afectado a 25 tramos de carreteras, de las que 16 han sido cortadas, entre ellas la C-66 en Corçà, la C-31 en Ulà, la GI-674 en Caldes de Malavella y Llagostera y la GI-681 en Tossa de Mar.

De hecho, los servicios de emergencias han hecho un llamamiento a la población para extremar la precaución al volante y que se eviten los desplazamientos en la provincia de Girona, especialmente por caminos y vías secundarias, debido a que muchas de estas rutas están impracticables por las lluvias.

El conseller de Interior, Miquel Buch, que se ha desplazado a Girona para seguir en primera línea los efectos del temporal, ha denunciado una quincena de "irresponsabilidades" cometidas por ciudadanos en diferentes puntos, al intentar cruzar con sus vehículos pasos que estaban cerrados por inundación.

Buch ha explicado que los Bomberos han tenido que intervenir en todos estos casos y ha reprendido a los conductores que han intentado pasar por vías cerradas por la lluvia: "Si un acceso está cerrado es por su vida".

Además, los Bomberos de la Generalitat han rescatado ileso esta madrugada a un joven que se había quedado atrapado dentro de su coche en una riera de Caldes de Malavella (Girona).

También han rescatado a tres personas que han salido a nadar por la mañana en Sitges (Barcelona) y se han tenido que refugiar en unas rocas ante el mal estado del mar y el fuerte oleaje.

Estas tres personas, que presentaban rasguños y heridas leves, han sido trasladadas por una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) al Hospital Sant Camil de Sitges.

Según el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC), las lluvias han caído de forma sostenida, con fuerza, aunque no han sido torrenciales, y han dejado abundantes caudales de agua desde la pasada noche, como 140 litros por metro cuadrado en Navata (que acumula 170 en todo el temporal), 110 en l'Albera y entre 70 y 100 en varios municipios del Gironès, Pla de l'Estany, Alt y Baix Empordà.

Además de la lluvia, el temporal ha provocado mala mar, con olas de más de siete metros en el interior de la Costa Brava, que al llegar a tierra eran de más de cuatro metros, por lo que Protección Civil recomienda que nadie se acerque a los paseos marítimos ni a los rompeolas.

Las lluvias se desplazarán en las próximas horas hacia la zona de Els Ports, en las Terres de l'Ebre, donde hasta las 6:00 de la madrugada pueden caer hasta 60 litros por metro cuadrado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin