Buscar

Lanzarote, el entorno perfecto para recrear expediciones a la Luna y Marte

22/11/2018 - 7:45
  • Durante esta semana se está llevando a cabo el proyecto Pangaea-X
  • Se trata de un curso práctico para mejorar en futuras expediciones

La isla de Lanzarote ha sido elegida por la Agencia Espacial Europea (ESA) como base para recrear expediciones a la Luna y Marte. Durante esta semana, astronautas, científicos e ingenieros trabajan codo con codo para avanzar en futuras misiones humanas y robóticas fuera de la Tierra.

Estos experimentos forman parte de Pangaea-X, la continuación del curso de formación geológica de la ESA Pangaea, que pone a prueba los avances tecnológicas en situaciones que imitan las operaciones humanas y robóticas fuera de nuestro planeta.

¿Por qué en Lanzarote?

Los cráteres, grutas y mares de lava de Lanzarote constituyen el entorno perfecto para recrear expediciones a la Luna y Marte. Las rocas y minerales del manto terrestre se han mantenido prácticamente intactos, por los que los paseantes espaciales pueden practicar métodos de recogida de muestras nuevos o ya probados.

"Nuestro objetivo es testar herramientas y procedimientos en un entorno real, con los instrumentos y las limitaciones comunicativas que tendríamos en una misión. Estamos aquí para mejorar la eficiencia de las futuras expediciones a la Luna", explica Loredana Bessone, directora del proyecto por parte de la ESA.

Como apunta Francesco Sauro, director científico de la campaña de pruebas, la operación Pangaea-X tiene un objetivo claro: la luna. "Desde los modelos 3D hasta el análisis geológico sobre el terreno y las teleoperaciones robóticas, esta es la forma más realista de prepararnos para volver a la Luna", relata.

¿En qué consisten los entrenamientos en Lanzarote?

Los astronautas en la cercanía de la Luna llevarán a cabo experimentos de forma remota, recogerán muestras y testarán nuevas tecnologías en la superficie lunar, algo que practican en Pangaea-X para asegurar que las misiones sean un éxito.

Entre otras cosas se realiza un entrenamiento para caminar por la Luna que incluye nuevas herramientas de muestreo y réplicas actualizadas de los sistemas de la NASA empleados durante las misiones Apollo. Los expertos de la ESA trabajan individualmente o en parejas, teniendo en cuenta las limitaciones de movilidad de los trajes espaciales y los cortes de comunicación.

La campaña también incluye retardos en la comunicación, algo tan común en las misiones espaciales como la toma de muestras. Los astronautas que operan robots exploradores en la superficie de la Luna, por ejemplo, deben lidiar en el espacio con retardos y con enlaces de baja calidad

Vista aérea del lugar donde se está realizando los ensayos en Lanzarote. Foto: ESA

Uno de los experimentos que tendrá lugar esta semana es Analog-1, en el que se pondrán a prueba los aspectos científicos, operativos y comunicativos de una misión de exploración.

Desde Lanzarote, Matthias dirigirá un róver situado en el centro tecnológico de la ESA en los Países Bajos. Un equipo de científicos asesorará a Matthias sobre las muestras más interesantes desde el punto de vista científico. el astronauta empleará una herramienta que integra posicionamiento en tiempo real, transmisión de datos, chat de voz y mucho más. Esta libreta de campo electrónica es un dispositivo todo en uno, sencillo y plug-and-play fabricado por la ESA.

El ensayo, es precursor de un experimento que el astronauta de la ESA Luca Parmitano llevará a cabo el año que viene desde la Estación Espacial Internacional, como anticipo a unas operaciones pensadas para la Luna.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.