Buscar

El ministro del Interior defiende la carga policial en Valencia

21/02/2012 - 14:13

MADRID (Reuters) - El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, defendió el martes la carga de la policía contra estudiantes que protestaban contra los recortes en educación en un instituto de Valencia, en un choque que se saldó con varios heridos y detenidos, entre ellos menores.

La especial dureza policial desató las críticas de líderes políticos y encendió las redes sociales en Internet, donde se propagaban vídeos de la actuación de los antidisturbios y se repitieron unas declaraciones del jefe de policía de Valencia calificando a los estudiantes de "enemigos".

Fernández Díaz consideró desafortunados los comentarios del responsable policial y dijo que en la carga policial se podría haber producido "algún exceso" o alguna "actuación desproporcionada" y dijo que se estudiarían los casos y se actuaría en consecuencia.

"Errar es de humanos", señaló el ministro en declaraciones a Catalunya Ràdio sobre los comentarios del jefe policial valenciano Antonio Moreno, del que dijo "entender lo que quería decir" pero que no lo hizo "de la manera más afortunada".

Antonio Moreno contestó a una pregunta de cuántos efectivos se habían desplegado para sofocar la protesta diciendo: "No voy a proporcionar esa información al enemigo".

El titular de Interior anunció que comparecerá en el Congreso de los Diputados para explicar la actuación policial y ha indicado que entre los estudiantes, que protestaban por los recortes entre los que se incluyen la falta de calefacción, había "radicales" y "violentos infiltrados" que son los que están creando los problemas.

"Los excesos de unos y otros son los que hemos de controlar", afirmó Fernández-Díaz.

La difícil situación económica por la que atraviesan las comunidades autónomas, profundamente endeudas y que tienen transferidas áreas como sanidad y educación, ha llevado a la aplicación de profundos recortes a petición del Gobierno central dentro de su plan de austeridad para recortar el déficit.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, también justificó la respuesta de la Policía Nacional en Valencia a las protestas estudiantiles.

"Lo verdaderamente importante es analizar dónde se ha originado esa violencia, contra quién iba dirigida esa violencia, qué pretendía, y cuál ha sido la reacción de un Estado democrático ante un ejercicio de violencia", dijo Ruiz-Gallardón en RNE.

El Sindicato de Estudiantes denunció una "salvaje represión policial" y exigió la dimisión de la delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León, quien ha ordenado una investigación sobre la carga policial.

"He pedido que se inicie un expediente informativo del que si se deriva algún tipo de exceso policial, se depurarán responsabilidades", dijo en rueda de prensa.

Los estudiantes valencianos han convocado más actos de protesta para hoy y los próximos días.

En el Instituto Luis Vives de Valencia, escenario de los peores cargas policiales, está prevista la celebración de una asamblea a primera hora de la tarde de profesores, padres y alumnos para abordar la violencia policial.

Tras cuatro días de protestas estudiantiles las detenciones ascendían a casi 40 personas, muchas de ellas menores, según datos de medios.