M. Continuo

El Parlamento andaluz rechaza de nuevo la investidura de la socialista Susana Díaz

MADRID (Reuters) - El Parlamento andaluz rechazó el jueves por tercera vez la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de Andalucía, aplazando la nueva votación a después de las elecciones locales del próximo 24 de mayo.

La cámara andaluza, muy fragmentada tras las elecciones del 22 de marzo, rechazó por 62 votos en contra y 47 a favor la candidatura de Díaz, que no obtuvo el respaldo suficiente para gobernar en solitario.

La tercera votación se ha visto envuelta en la polémica al cancelar el Gobierno andaluz en funciones la adjudicación de la explotación de la mina de Aznalcóllar tras publicarse un acta judicial que apunta a que hubo irregularidades en la concesión.

Tras semanas de negociaciones con el resto de grupos parlamentarios, Díaz calificó de "gravísima irresponsabilidad" que los otros cuatro grupos de la cámara no hayan permitido su investidura, para la que necesitaba mayoría simple.

"Estamos en un proceso surrealista que ya empieza a rozar el ridículo", dijo el jueves la dirigente socialista en una comparecencia en el Parlamento en Sevilla.

La presidenta en funciones de Andalucía atribuyó el rechazo a su investidura a un intento de las nuevas formaciones, Podemos y Ciudadanos, de sacar réditos políticos en las elecciones municipales de la próxima semana en Andalucía y en toda España.

Los partidos tienen ahora de plazo otros dos meses para negociar y, en caso de no haber acuerdo, a partir de septiembre se tendrían que convocar de nuevo elecciones.

Para atraer al partido antiausteridad Podemos y al centrista Ciudadanos, que irrumpieron con fuerza en la cámara andaluza, Díaz anunció medidas en favor de la transparencia tras los reiterados casos de corrupción que han mermado los apoyos a los dos principales partidos del país, PSOE y PP.

Ciudadanos exige a Díaz la firma de un pacto anticorrupción como requisito para abstenerse en su investidura, mientras que Podemos, que cuenta con 15 diputados, pide compromisos como el cese de relaciones con bancos que ejecuten desahucios o la reducción de cargos de libre designación en Andalucía, que por el momento no se han concretado.

Díaz ha prometido una legislatura "moderada, con diálogo y entendimiento" en un panorama multipartidista que, según los sondeos, se repetirá tras las elecciones municipales y autonómicas de este mes y las generales previstas para final de año.

(Información de Inmaculada Sanz; Editado por Emma Pinedo)

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin