Buscar

El poder del concepto

Agustín Velasco
21/09/2009 - 12:28

Amai Rodriguez se va de su participación en El Ego de Pasarela Cibeles no sólo con el aplauso del público y la admiración de la crítica, sino con 6000 euros del premio L'Oréal París a la Mejor Colección de entre los jóvenes diseñadores que participan. Un premio en el típico cheque gigantesco que dudamos se pueda cobrar en ningún banco (entiéndase el cheque gigantesco, no el que le darían posteriormente más de andar por casa) pero que va muy bien con la genial teatralidad que esta joven gallega pone en todo lo que hace.

Es la segunda vez que desfila en El Ego, la primera fue como recién licenciada de la escuela ESDEMGA, de donde de manera sorpresiva han empezado a emanar talentos bestiales a tener en cuenta. Con esta segunda colección "basada en la fiesta y salidas nocturnas de una juventud nihilista y materialista, que no desea otra cosa más que evadirse de la realidad que les rodea", Amai se revela como un talento que equipara Madrid con Londres en cuanto a creatividad y vanguardismo.

Ahora desde la distancia de tu primera presentación en EGO, ¿qué balance haces de aquello? ¿Qué aprendiste de ello, para qué te sirvió?

La primera vez que fui al Ego, no era muy consciente de nada. Fui con mi proyecto final de carrera por lo que me lo tomé como un trabajo más de clase pero con prensa y público presentes. El balance es positivo, te sirve para enfrentarte a las críticas, pulirte, pero no perder tu estilo personal. Por supuesto, El Ego es una muy buena inversión de publicidad para los que estamos empezando en el mundo de la moda, por lo que te puede abrir puertas y conocer gente dispuesta a colaborar contigo.

¿Qué posibles errores tratas de evitar en esta ocasión (si es que cometiste alguno)?

Los errores que intenté evitar esta vez son: no dejar nada para el último día, que en la anterior no le di tanta importancia, como elaborar unas tarjetas personales y explicaciones para facilitar el trabajo a prensa e invitados. Y en cuanto a fallos textiles, traté de simplificar las piezas, de manera que no fuesen casi imposibles de colocárselas a las modelos. ¡Aunque esto es mejor que lo juzgue el público!

¿Eso quiere decir que buscas dimensiones más comerciales para tus creaciones?

Sigo trabajando sobre el concepto aunque cada vez procuro pulir más y más la parte textil. Pero cuando me planteo hacer algo 'ponible' se me acaba yendo la mano hacia el otro lado, imaginándome cualquier historia, y modelando la creación a mi gusto. Me encanta el espectáculo, narrar algo a través de tejidos, formas y parafernalias, que aunque no creo que lleguen a desaparecer del todo, iré perfeccionándolas. Creo que el equilibrio, como la propia palabra denota, es lo mejor. Aunque el camino a él no sea fácil.

¿Qué has estado haciendo en este tiempo entre las dos colecciones?

En cuanto salí de El Ego de febrero del 2008, y tras varias entrevistas con el grupo Inditex, empecé a trabajar de diseñadora en Zara Woman. En julio de ese año participo en el concurso ITS 7, en Trieste, Italia. Y por último en diciembre tras abandonar mi trabajo, desfilo de nuevo mi colección en la pasarela Modorrra Trans de Bilbao. Y es a partir de ese momento cuando empiezo a plantearme la inspiración de la nueva colección que presenté en esta nueva edición del Ego.

¿Esta colección que muestras es un canto a la juventud actual o una visión crítica?

Es un canto a la juventud actual, por supuesto, es algo divertido, teatral, aunque siempre con un trasfondo oscuro. Pero no pretendo criticar nada, ni hacer demagogia, porque para eso hay temas peores, creo yo, que irte una noche de fiesta.

¿Crees que si hubiera más interés por la estética y la belleza (terreno este de la moda, el arte...) por parte de la juventud actual habría menos comportamientos incívicos de estos?

Puede ser que sí, pero creo que sobre todas las cosas reside la educación inculcada por los padres, que parecen tener siempre la culpa de todo -afirma Amai irónicamente con una risa que subraya su intención-. Sin eso, no creo que se puedan dar las otras dos cosas que mencionas como el interés por la estética y belleza. Aunque te sepas el Vogue de la A a la Z, sin educación, seas joven o no, repito, no vas a ninguna parte.

¿Crees que la moda no termina de conectar con las nuevas generaciones, la gente de 18 a 25 años? ¿O sí crees que existe ese nexo de unión moda-juventud?

Yo creo que la juventud no conecta con la moda, sino que la moda bebe de ella. Nos fascina, por lo menos a mí, ver el estilo sobrado que tiene una gran mayoría de jóvenes que posan ante los objetivos de 'coolhunters' como si nada, y la frescura e inspiración que transmiten, seguramente sin ser ellos conscientes.

¿Existe una influencia directa de Galicia en tu concepto creativo?

Supongo que sí. El contexto, ya sea paisaje urbano o campestre, amigos o familia, siempre influye de una manera u otra sobre ti. En mi caso, creo que debe ser algo más inconsciente, ya que no bebo directamente de las fuentes gallegas.

De ESDEMGA está saliendo gente muy potente, ¿cuál crees que es el factor decisivo para que esto curra así? ¿Qué tiene de especial esta escuela?

En primer lugar, las ganas que todos hemos puesto, tanto docencia como alumnado, en que esto siga hacia delante, en salir un poco de la oscuridad de la periferia, en desmarcarnos del resto y crear algo nuevo. Yo creo que como en nuestra ciudad, de momento, no tenemos un ambiente demasiado cosmopolita, desde nuestras clases procuramos crear y transgredir la ciudad, hacernos oír y notar. Por supuesto contamos con un profesorado maravilloso y una directora, Lola Dopico, que procura que la escuela esté a la altura de las demás. Y es importante reseñar que bebemos directamente de la facultad de Bellas Artes, que es donde está ESDEMGA emplazada.

¿Tienes más claro a estas alturas cuál quieres que sea tu camino profesional?

Todavía no lo tengo claro, realizar colecciones me hace muy feliz, pero hay muchos campos que me encantaría explorar, siempre dentro de la moda o del arte. Puede que con el diseño haya encontrado mi forma de expresarme, pero aún así no dejo de buscar otras alternativas. Seguir formándome es la clave, con o sin trabajo, nunca hay que dejar de hacerlo.

¿Qué te parece volver a Cibeles en su edición 50 con el regreso de Verino y Adolfo Dominguez?

¡Todo el lobby gallego al completo en Cibeles! Ha sido muy comentada la enorme presencia gallega de este año. Yo, por supuesto, estoy encantada, y aunque no soy ultra patriótica, me alucina que Galicia esté despertando, y que nos hagan un poquito más de caso. Creo que los gallegos a veces le echamos más ganas, puesto que en mi opinión, lo tenemos más difícil frente a las grandes capitales españolas.

¿Estás interesada en el movimiento de la moda ecológica?

Estoy interesada, aunque la publicidad con la que la están presentando no es la más adecuada en mi opinión. No tiene suficiente gancho como para que la gente prefiera este tipo de prendas y no otras. Y hoy en día, desgraciadamente o no, (yo no lo sé), todo es imagen.

Dime tres cosas sin las que un diseñador de moda pueda subsistir en el panorama actual.

Creatividad, visión empresarial, medios económicos, ilusión? ¡Más de tres seguro!

En esta colección hay una colaboración del artista Víctor Castillo. Háblame de esta colaboración y de él.

Sí, en la primera parte del desfile en la que hablo de esos jóvenes nihilistas, preparándose para la fiesta, y saliendo de sus casas, quise incluir unas máscaras inspiradas en las pinturas del artista chileno Víctor Castillo, ya que combinaban dos puntos clave de ese bloque que quería enfatizar: lo infantil y lo macabro. 'Cartoons' despidiéndose de sus padres, creyéndose adultos, pero en realidad siendo aún niños. Con Víctor contacté vía e-mail, para ofrecerle esta posible colaboración, a la que accedió tras ver mi debut en el Ego de febrero 2008, y así fue. Realmente, ha sido más inspiración que colaboración, ya que las caretas fueron realizadas aquí en Galicia y no por él, pero no podía hacer esto sin su consentimiento.

Por último, una de estas preguntas absurdas que se hace en estos días: ¿te afecta creativamente la crisis?

Todo el mundo me lo ha preguntado. Te respondo lo mismo que en la pregunta de si Galicia estaba latente en mi colección, y es que sí que afecta para bien o para mal. Como se responde de manera absurda a estas preguntas absurdas, (como dices tú): a veces en tiempos de crisis, mayor creatividad (si te lo puedes permitir, claro está).


Comentarios 1

#1
22-09-2009 / 18:59
Puntuación 0

Vamos, con seis mil euros, he leído bien?, con eso no irá muy lejos. Dónde están las mega ayudas del gobierno?