Buscar

"Si lo que vemos en las pasarelas no trasciende en la calle, el panorama se convierte en fantasmagórico"

Agustín Velasco
21/09/2009 - 13:26

Si una firma se identifica con el 'estilo español' esa es la de los sevillanos Victorio & Lucchino, por su fuerza, feminidad, picaresca y poderío, como se dice por el sur, en el caso de su línea femenina. En el caso del hombre, los valores que destacan es la masculinidad sin ambages, nada de medias tintas sexuales. Su colección 'Alquimia' es un canto al mestizaje de formas, tejidos y estampados con un resultado de caos controlado y muy estético.

¿Qué valoración hacen de los 25 años de Cibeles? ¿Qué piensan que se ha conseguido y qué queda por conseguir?

La valoración es muy positiva, ya que hemos conseguido ante todo ser constantes en un proyecto, cosa difícil en este país, y con ello hacernos un hueco en el circuito internacional de la moda. Nos quedan muchísimas cosas por lograr, somos adolescentes en cuanto a organización, proyección y apoyo de todos.

La 50 edición de Cibeles es una edición muy especial, ¿pero qué recuerdan de la primera vez que desfilaron en esta pasarela?

Muchísimos nervios y una ilusión enorme por saber que por fin iban a poder ver lo que hacíamos.

¿Qué sensaciones conservan?

El cariño y el apoyo que nos demostraron las modelos y el público.

¿Creen que con la vuelta de Torretta, Verino y Adolfo Dominguez Cibeles gana en apostura comercial (junto a ustedes, que en cuanto a dimensión comercial son de gran solvencia)? ¿No creen que hay demasiado diseñador simplemente 'de pasarela' y poca dimensión en 'ventas'?

La pasarela debe volcarse en la creatividad y en la imagen, pero nunca puede olvidar que la moda es comunicación y que sin ella no tiene sentido, por lo que si lo que vemos en las pasarelas después no trasciende a la calle el panorama se convierte en fantasmagórico. Sin embargo una colección comercial sin apuestas realmente creativas provoca un desaliento en la pasarela, por lo que creemos que lo perfecto es la mezcla de ambas cosas y ese es le reto que cada temporada debemos tener.

En una entrevista que les realicé hace ya tiempo me comentaron que no descartaban la idea de presentar en Nueva York, ¿se atreverían ahora que existe esta corriente de 'emigración' de diseñadores nacionales hacia allá?

¿Atrevernos? Fíjate si somos atrevidos que nuestra primera colección la presentamos en Nueva York. Distinto es que hoy no nos apetezca y sinceramente ese es nuestro caso.

¿Y no se animan a hacer independiente a su propuesta masculina y presentarla en otro foro, pasarela o país?

Nos encantaría, de hecho en nuestra etapa en Gaudí teníamos dos pasarelas una para mujer y otra para hombre. Cibeles no lo considera así y para nosotros no es rentable amortizar una pasarela sólo de hombre con nuestros propios recursos.

¿Qué es lo que han tratado de transmitir en 'Alquimia'?

Justamente creemos que lo que la palabra significa: la perfecta combinación de elementos dispares.

¿Qué ha pasado con aquel proyecto de la Fundación Victorio&Lucchino, la escuela de diseño y la nueva sede en lo que albergó la Expo'92 de Sevilla?

Pues que se ha ido al garete ante la falta del apoyo institucional que nos hacía falta para la homologación oficial de la escuela. La sede sin dicho proyecto está sobredimensionada para nuestra empresa, y por ello nos hemos vuelto a nuestra Casa Natal de Velázquez.

¿Creen que la ingratitud es un valor en alza en el negocio de la moda?

La moda es un fiel reflejo de la sociedad, de cómo pensamos y de cómo sentimos. La vida desgraciadamente está llena de ingratitud.

¿Cómo surge la idea de dedicarles un espacio del aforo de su desfile reservado a los bloggeros?

Pues simplemente por la necesidad que se ha creado en la comunicación a través de las nuevas tecnologías. Creemos que los que nos dedicamos a la moda debemos ser pioneros en todo.

¿Qué es lo más 'pasado de moda' que a un periodista puede ocurrírsele preguntarles?

Qué quién es Victorio y quién es Lucchino.

Ustedes son diseñadores muy al día de todo lo que hay que estar al día. No sé si habrán notado que el Vogue USA, el dirigido por Anna Wintour, está tratando de rehabilitar la figura de la 'modelo estrella'. ¿Cree que sería positivo volver a fomentar esa figura?

Creemos que fue un fenómeno del momento sostenido por una enorme incoherencia, nunca la modelo puede ser más protagonista que la colección. Aunque nosotros fuimos pioneros en traer a las 'tops' a España, hoy en día no pensamos lo mismo.

Con la experiencia que tienen a su espalda ¿de qué 'están de vuelta' a estas alturas?

De la críticas sin fundamento.

¿Qué piensan de la moda que hay en España en cuanto a tantas pasarelas autonómicas y locales (de subvención pública)?

En la mayoría de los casos consideramos que es innecesario, que lo que se hace es incrementar el gasto público. Creemos que es mejor que después de haber pasado por un detallado examen se seleccionen a los diseñadores para que las comunidades autónomas los apoyen con fuerza para que puedan alcanzar sus objetivos y crear industria y empleo.

Ustedes son los diseñadores de los 1000 proyectos, ¿hay alguno en el que se han dicho a posteriori "para qué nos habremos metido en esto"?

Buenos, siempre en la vida hay cosas que no llegan a funcionar como en un principio soñábamos; pero muy pocas veces nos ha sucedido ya que examinamos escrupulosamente cada proyecto y los compañeros de viaje.

¿Qué proyecto interesante tienen a la vista (si se puede adelantar)?

Entre otros y de los más inmediatos tenemos nuestra colección de ropa íntima y un nuevo perfume.


Comentarios 0