Música

Aurora & The Betrayers lleva su música negra a nuevos territorios en "Vudú"

Barcelona, 30 nov (EFE).- La madrileña Aurora García se crió escuchando a Tina Turner, reinó en la escena soul española al frente de Freedonia y, ya con The Betrayers, está "rompiendo barreras", se ha abierto a nuevos géneros y hoy presenta en Barcelona "Vudú", su disco "más ecléctico", según ha comentado a Efe.

Sin perder su alma negra, Aurora & The Betrayers ha ganado personalidad y se ha empezado a alejar de lo 'retro' para sumar fuerza roquera y mostrar más claramente "que hay influencias diferentes de verdad", ha añadido la cantante.

Aurora García se siente más segura con este nuevo disco que con el anterior, que fue el primero con The Betrayers y nació "mientras nos estábamos conociendo".

Segura pero nerviosa, porque Barcelona es "una plaza difícil" que la banda todavía no ha conquistado, ya que "sólo hemos actuados dos veces y entre semana, que siempre es más difícil llenar salas".

Muy pocas veces si se tiene en cuenta que, desde que salió a la venta "Vudú", el pasado mes de febrero, el combo madrileño ha realizado más de 200 conciertos.

"No sé por qué es difícil Barcelona, quizás porque hay menos salas que programen música de nuestro estilo. En Madrid hay una escena muy activa", reflexiona Aurora García.

Aunque la cantante duda de que esa sea la causa porque, algunas bandas catalanas que conoce le han dicho que para ellos también resulta difícil entrar en Madrid. "Quizás hay poco intercambio", apunta.

En todo caso, la conquista de Barcelona es sólo cuestión de tiempo, porque es indiscutible que Aurora & The Betrayers son una banda potente, con una cantante que tiene un chorro de voz y mucha presencia sobre el escenario, como se podrá comprobar hoy en la sala Bikini.

The Betrayers son los antiguos Siete Pulgadas, un grupo habituado a combinar funk, soul, psicodelia y rock, que en el primer disco con Aurora, "Shadows go away", respetaron el estilo de su nueva vocalista, pero que en el segundo la han convencido y la han llevado a su terreno.

"En el primer álbum ellos me respetaron a mí, aunque yo me salí de mis moldes. Era un momento complicado para mí, acababa de dejar Freedonia y estaba desubicada, y ellos se adaptaron a mí; pero en los tres años que llevamos juntos nos hemos ido conociendo, han entrado miembros nuevos, han salido otros, han pasado muchas cosas y yo he ido aprendiendo a hacerme a los cambios, a arriesgarme", explica Aurora.

La cantante ahora escucha mucha más música y se ha abierto a nuevos géneros como aficionada y como intérprete, algo que la ha alejado del público más purista, pero la ha acercado a otros ambientes.

"Antes estaba muy cerrada en un tipo de música negra de los sesenta y los setenta, eso tenía ventajas e inconvenientes. Por un lado estaba bien, porque hacía un estilo muy directo, que entra fácil, y tenía al público bailando desde el primer momento, pero por otro lado, era difícil evolucionar", confiesa la cantante.

"Ahora hacemos algo más complejo, que tiene sus dificultades, y hemos ganado un nuevo público, más maduro, de 35 para arriba, que entiende que estamos haciendo cada día algo diferente y les gusta", agrega.

En todo caso, Aurora García tiene claro que el futuro de la banda pasa por "abrirse camino fuera de España" y cree que "hay posibilidades", porque las letras de las canciones son en inglés y "en Europa hace mucho que están evolucionado en el terreno del soul y están abiertos a nuevas propuestas".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin