Buscar

El músico Hèctor Parra convierte el Auditori en un agujero negro con "Inscape"

EFE
18/05/2018 - 15:31

Barcelona, 18 may (EFE).- El compositor catalán Hèctor Parra cierra su residencia como músico invitado de la temporada 2016-2017 en el Auditori con el estreno mundial de "Inscape", que ha concebido como un "poema sinfónico del siglo XXI", con el que quiere convertir el espacio barcelonés en "un agujero negro".

La obra, que interpretarán la OBC y la Ensemble Intercontemporain de París, considerado como el grupo de música contemporánea más importante del mundo, se estrenará mañana, y se dedicará al recientemente fallecido Stephen Hawking, en homenaje a una vida consagrada a la ciencia "y a las teorías que inspiran la obra", que Parra ha creado en estrecha colaboración con el astrofísico francés Jean-Pierre Luminet, también poeta y novelista, experto en teoría sobre agujeros negros.

En declaraciones a los periodistas, Parra ha rememorado que es hijo de un físico teórico y, ha bromeado, afirmando que "Newton casi vivía en casa", algo que le ha llevado a lo largo de los años a estar muy interesado por cuestiones científicas y a plantear la hipótesis que lo ha llevado a crear esta pieza: ¿Y si se pudiera cartografiar el universo dentro de una sala de conciertos?".

Hace unos años fue a ver a Jean-Pierre Luminet a su casa y allí planificaron la obra, "como un arquitecto planifica un edificio, discutiendo mucho de estética".

Lo que el público se encontrará en el Auditori es un "ensemble" de dieciséis solistas, una gran orquesta y electrónica en directo, en una puesta en escena que supone un reto, con diferentes niveles de amplificación y algunos músicos dispuestos a diez metros de altura, alrededor de la sala para recrear una "acústica envolvente".

"La idea -ha argumentado Parra- es que la obra se toque en la oscuridad. Es un viaje mental, acústico, diría incluso psicoacústico, con el público con los ojos cerrados y oyendo la música. Como una realidad virtual, en 3D".

A su juicio, lo que transmite la música es también "la condición trágica del ser humano, puesto que somos conscientes de nuestra propia muerte, de nuestra desaparición, algo que está presente en toda mi obra".

"En el universo -ha comentado- no hay nada más poderoso que una hipernova, solo el 'Big Bang' fue más poderoso, y yo me he imaginado cómo se podría orquestar en este viaje estético".

Este hecho, comporta que se trate de su obra "más poderosa a nivel acústico, no se puede hacer más en una sala, porque la policía nos lo prohibiría por exceso de decibelios".

Ha descrito que este fin de semana en el Auditori habrá una "metaorquesta ampliada por dieciséis especialistas, pero no sólo eso, porque ocho de estos músicos estarán en el corazón de la orquesta, batirán desde allí la energía que la orquesta reverbere de manera más clásica, porque hay mucho metal en la obra".

Además, habrá "cuatro solistas del ensamble colgados a diez metros de altura, con percusión y trombones muy potentes detrás del público, en una sala inmensa".

A pesar de que esta suerte de "poética sobre los espacios negros" es una novedad mundial, Parra ha querido dejar claro que se basa en una tradición que ya viene de los griegos y a nivel compositivo de otros autores como Monteverdi, Bach o Pierre Boulez.

Hèctor Parra ha comentado que los acordes largos de la orquesta "siempre están en ligero 'glissando' descendente, lo que simboliza que el ser humano siempre está en caída permanente".

Jean-Pierre Luminet ha valorado muy positivamente la colaboración que ha mantenido con el compositor en este viaje "a través de los agujeros negros, las distorsiones espacio-tiempo, las ondas gravitatorias o las torsiones con la luz, en la que todo ha sido muy natural, porque Hèctor tiene una formidable formación científica".

El compositor barcelonés, que ha reivindicado la necesidad de que la música "no esté marginada" en las escuelas y sí al mismo nivel que las matemáticas, ha avanzado que se encuentra actualmente trabajando en una ópera sobre la novela "Las benévolas", de Jonathan Littell, que dirigirá Calixto Bieito y que se estrenará el próximo año en la ciudad belga de Amberes (Bélgica).