Música

Montefusco se alía con cinco artistas afines "para llegar a todo el mundo"

Barcelona, 8 jun (EFE).- Nacho Vegas, María Arnal, Hermanos Cubero, Albert Pla y Niño de Elche son cinco artistas que Enric Montefusco siente "afines" y con los que se ha aliado en "Coros de medianoche", un EP en el que se abre a otros géneros para ahondar en la música popular, "con voluntad de llegar a todo el mundo".

La voz flamenca de Niño de Elche interpreta "Toda la fuerza", Albert Pla aporta su voz irónica a "La casa museo", el folclore castellano de Los Hermanos Cubero envuelve "Tonada negra", la emotiva voz de María Arnal canta "El baile" y Nacho Vegas da su toque personal a "Contra los románticos".

Cinco temas compuesto por Enric Montefusco e interpretados por cinco voces muy diferentes y con fuerte personalidad, que tienen en común la admiración que Montefusco siente hacia ellos y "su fuerte compromiso con el arte, los valores y la política", según ha dicho el artista en una entrevista con Efe.

Ninguno de los seis creadores unidos en "Coros de medianoche" son "comerciales", sin embargo tampoco pretenden ser elitistas, según Montefusco, que cree que si no llegan a más gente es porque la industria musical les da un margen pequeño de movimiento.

De todas maneras, el artista catalán no se queja del estrecho espacio de maniobra, sino que dice haber aprendido a moverse en él y confía en ir llegando cada vez a más público, porque "la gente valora encontrar cosas diferentes a lo que dan por la tele. Necesitan cosas que les enriquezcan más y responde bien cuando las encuentran".

Tras nueve discos con Standstill y uno en solitario, "Coros de medianoche" es el primer álbum en el que Montefusco cede el protagonismo de la interpretación a otros músicos.

"Es un gesto voluntario, explícito y consciente, con el que busco desdibujar la autoría y hacer algo compartido, tanto entre varios artistas como con el público. La idea es que la canción sea la protagonista, no quien la hace", ha explicado.

En su opinión, "la música popular originalmente era de todos, pero desde la llegada de radio, la televisión y la cultura de masas se ha convertido en una excusa para vender rápido y fácil, y ha perdido la esencia".

Devolver el 'pop' a lo que significa, popular, es el objetivo de Montefusco, que en los últimos tiempos ha entendido "el valor de hacer canciones con vocación de llegar a todo el mundo".

La dificultad reside en conseguirlo sin perder la personalidad, porque, "si no vas con cuidado, puedes acabar caricaturizado", ha advertido.

Montefusco lleva veinte años intentado desmarcarse de las etiquetas que le ponen: primero fue el 'hardcore' y después el 'indie', y en "todos los ámbitos hay una fuerza centrípeta que te tira para allá y quiere eliminar tu personalidad".

"Es una lucha perpetua, la paz nunca llega de todo, pero ahora mismo he encontrado un lugar en el que estoy cómodo -señala-. Me gustaría llegar a más gente, pero cada vez que das un paso arriba te encuentras con el dinero, que lo mueve gente con intereses propios".

Los vericuetos de la industria de la música y las dificultades de las mentes libres para moverse por ellos es uno de los capítulos de "Carne de cañón", el libro que acaba de publicar.

"La idea era sacar primero el libro y luego el disco, pero finalmente han salido a la vez y me parece bien, porque todo habla de lo mismo", ha explicado.

La publicación reúne textos autobiográficos, otros redactados hace tiempo y algún post publicado en su blog, alternados con letras de canciones que aproximan al lector al mundo sensible y comprometido de este artista inclasificable.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin