Música

Tres maneras de entender el jazz han convivido hoy en el Festival de Vitoria

Vitoria, 18 jul (EFE).- Los tres conciertos principales que hoy ha podido disfrutar el público asistente a la segunda jornada de la 42 edición del Festival de Jazz de Vitoria han supuesto un magnífico recorrido por tres diferentes maneras de entender y practicar el jazz.

La jornada ha concluido por todo lo alto con uno de los conciertos más esperados en una edición del festival como esta marcada por una clara orientación hacia la música funk de raíces afroamericanas, el de Al McKay All Stars y su show Earth, Wind & Fire Experience.

No es esta una banda tribute, es mucho más, es una forma de recuperar el espíritu y la experiencia de aquella música de los setenta que hacía bailar a golpe de corazón y de groove.

Al Mckay, que se incorporó a Earth, Wind & Fire en el año 1973, ha firmado junto con Maurice White algunos de los temas más célebres y conocidos de la banda como el mítico "September", y ha acumulado, durante su permanencia en el grupo hasta 1981, 15 discos de platino y 6 premios Grammy.

Durante su actuación han repasado además grandes éxitos como "Fantasy", "Boogie Wonderland" y "Let's Groove", con las que se han despedido, "Sing a Song" y muchos otros con los que, a sus 70 años, el guitarrista zurdo, acompañado por una docena de solventes músicos, sus All Stars, ha hecho al público dejar vacíos sus asientos.

Mediado el concierto, uno de los vocalistas se ha encargado personalmente de retirar el cordón de protección del escenario y ha invitado a los presentes a acercarse a bailar, lo que ha convertido el pabellón en una inmensa pista de baile.

La noche en Mendizorroza ha comenzado con otra no menos solvente forma de entender el jazz protagonizada por el cuarteto liderado por el batería Jack Dejohnette, que se ha regalado esta experiencia para celebrar su 75 cumpleaños.

Acompañado por The Johns, John Scofield a la guitarra y John Medeski a los teclados, y con la presencia de Scott Colley sustituyendo al bajista Larry Grenadier, actualmente en gira con Brad Mehldau, Hudson, que así se llama el cuarteto, ha puesto sobre la mesa su particular interpretación de clásicos del pop.

El público del pabellón ha podido disfrutar con los temas incluidos en el disco y creados por los miembros del cuarteto, "El Swing", "Hudson" o "Dirty Ground" en un concierto que han iniciado con su versión del clásico de Hendrix, "Wait Until Tomorrow" y han terminado con "Woodstock" de Joni Mitchell.

Por la tarde, en el escenario del Teatro Principal la afición presente en buen número ha podido asistir a la tercera de las tres maneras de entender el jazz que hoy ha ofrecido la programación del festival.

El trompetista Avishai Cohen ha protagonizado un concierto que por calidad e intensidad bien habría podido tener cabida en el escenario de Mendizorroza.

Con una original formación compuesta por dos baterías, un guitarra y un bajista que, gracias a los efectos, convertía su bajo en guitarra y hasta en órgano, ha desarrollado su propuesta de jazz muy personal con una solvencia rítmica y melódica que ha hecho las delicias del público asistente, con temas que iban desde Bethoween a Radio Head.

En la calle y en los locales de Vitoria continúa el espectáculo un día más, mientras los aficionados esperan la llegada de una de las presencias que más expectación ha despertado en esta edición, la de la cantante Carla Bruni en el escenario de Mendizorroza en una velada que cerrará la Mingus Big Band, y que abrirá a la tarde Camila Meza en el teatro Principal.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin