Buscar

Los Vivancos marcan el terreno en La Unión en una gran noche de María Terremoto

EFE
6/08/2018 - 2:42

La Unión (Murcia), 6 ago (EFE).- Los Vivancos han derrochado su energía en la tercera gala flamenca del Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión, donde ha destacado la actuación de María Terremoto, demostrando que es una dignísima sucesora de esta estirpe jerezana a pesar de su juventud.

Dentro de una programación en la que la organización está agrupando en cada noche a un conjunto heterodoxo del arte jondo y a un artista más puro, los barceloneses han empezado el espectáculo 'Nacidos para bailar' con un paseíllo por el patio de butacas bajo los acordes de 'Blancanieves y los Siete Enanitos', aunque en realidad son seis porque Josué está de baja por parternidad, enlazado con el 'Smooth Criminal' de Michael Jackson.

Los electrizantes zapateados de los bailaores combinan durante el escenario con las composiciones aflamencadas de grandes éxitos del rock, como 'Smoke on the water', de Deep Purple, o 'Nothing else matters', de Metallica en una noche llena de 'extreme flamenco fusion', como ellos mismos lo llaman.

Un respiro en el frenético ritmo impuesto desde el primer minuto llegó con el intimismo de un ballet de Cristo bajo el sonido del 'Hallelujah' de Leonard Cohen, aunque también ha habido espacio para que Israel demuestre sus virtudes ostentando el récord Guinness como el bailaor con el zapateado más rápido del mundo.

Bailes embutidos en trajes de luces led, acrobáticas interpretaciones con el violoncelo eléctrico, el cajón, la flauta travesera o el violín, han dado paso a versiones del éxito 'Eye of the tiger' o Tchaikovsky, y que ha concluido con los seis hermanos subidos a una estructura en el escenario mientras zapateaban boca abajo.

Danza, riesgo, artes marciales, música, espectacularidad y una vitalidad a raudales confluyen en esta sorprendente compañía apodada 'Los siete magníficos' sin descuidar su faceta solidaria, ya que parte de la recaudación de los conciertos de su gira se destina a los pequeños con enfermedades neurológicas bajo el proyecto 'Taconeo solidario'.

El grupo de baile ha estado precedido por la gran sensación del festival hasta el momento, María Fernández 'María Terremoto', hija y nieta de cantaores y que ha demostrado una solvencia y una calidad sorprendente para una trayectoria tan corta.

Con una gran técnica y una fuerza arrolladora en el escenario, la hija de Fernando Terremoto ha estado acompañada a la guitarra por un destacable Nono Jero, que se ha conjuntado a la perfección con una cantaora que el próximo mes de septiembre presentará su primer disco, 'La huella de mi sentío', en la Bienal de Flamenco de Sevilla.

Tras conseguir prestigiosos galardones como el Giraldillo Revelación de La Bienal de Flamenco de Sevilla de 2016, siendo la artista más joven de la historia en conseguirlo, o la Venencia Flamenca de Los Palacios, concedida este mismo año, María Terremoto ha afrontado la responsabilidad de ser la protagonista de una de las galas en la Catedral del Cante.

La actuación, que ha estado aderezada con ratos de baile a cargo de la propia cantaora, ha constatado que el cante jondo tiene a una artista que es el flamenco que viene y que ya está aquí.

Con un cante ortodoxo pero adaptado a las necesidades que exigen los nuevos tiempos en el cante jondo, la jerezana ha demostrado que es capaz de abordar con seguridad y aplomo los palos flamencos, como las soleás las seguiriyas, las serranas, las cañas y los martinetes.

La quinta jornada del festival unionense arrancó a las 20 horas en la avenida del Flamenco-plaza Joaquín Costa con el desfile coreografiado de vestuario flamenco a cargo de Tu Falda Flamenca y el recital a cargo del cantaor Manuel Pedro Fernández.

Una hora más tarde, en el mismo emplazamiento, se procedió al descubrimiento de la placa en homenaje al 'Niño Alfonso', cantaor minero de La Unión.