Buscar

Es inevitable que el vallenato se fusione, afirma Felipe Peláez

EFE
7/02/2019 - 16:12

Los Ángeles (EE.UU.), 7 feb (EFE).- Con el vallenato "en la sangre" desde que era un niño, el cantante colombo-venezolano Felipe Peláez, que el domingo optará a llevarse un Grammy, aseguró a Efe que este género no puede caer en "el error" de encerrarse en sí mismo y añadió que es "inevitable" que se fusione con otros estilos.

"En países como Colombia, Venezuela, Argentina, Chile o Paraguay hay ritmos y géneros populares que gozan de tal aceptación a nivel local que prácticamente son autosostenibles. Y el vallenato es uno de ellos", expuso el artista en una entrevista telefónica.

"Literalmente, y sin que sea una frase malinterpretada, los artistas se pueden dar el lujo de vivir cómodamente sin necesidad de salir del país (...). Ahora, el error en el que no podemos caer es encerrarnos ante la gran cantidad de cosas que están pasando en la música. Es inevitable que nos fusionemos. ¿Por qué? Porque la industria hoy indica que la unión hace la fuerza", añadió.

Gracias a su disco "Ponle actitud", Peláez (Maracaibo, Venezuela, 1976) participará como nominado al mejor álbum latino tropical en la 61 edición de los Grammy, que se celebrará el domingo en Los Ángeles (EE.UU.).

"Esto es un sueño (...). Cuando te hablan de una nominación al Grammy anglo ya es otra cosa, ya es otro nivel. Vamos a disfrutarlo y vivirlo como tiene que ser", afirmó.

Peláez tratará de tomar el relevo de Rubén Blades, que ganó el año pasado en esta categoría, frente a los también aspirantes Charlie Aponte, Formell y Los Van Van, Orquesta Akokán y Spanish Harlem Orchestra.

"Me siento felizmente intimidado ante estos tremendos monstruos", dijo entre risas.

En "Ponle actitud", que definió como "un álbum muy variado y muy dinámico", Peláez conectó la colorida raíz del vallenato con los ritmos urbanos, el pop y la balada de la mano de invitados como Maluma, Silvestre Dangond y Gilberto Santa Rosa.

Gran parte del eco que ha tenido el disco se lo debe al single "Vivo pensando en ti", que firmó junto a Maluma y que acumula más de 245 millones de reproducciones en YouTube.

"Cuando hago una colaboración, trato de encontrar un balance donde los dos estemos cómodos. Y eso me parece un reto muy divertido. Incluso el propio Maluma, en ciertas partes, me dijo: 'No no. Aquí quiero que le quites el 'loop' porque quiero que se sienta más la parte vallenata, la caja, la guacharaca...'", relató.

Con un trabajo ecléctico en la forma musical, Peláez, que dijo ser como "un niño explorador" a la hora de combinar estilos, apuntó que "el hilo conductor" de "Ponle actitud" reside en el contenido lírico.

"Siempre estoy muy atento a que no importa el ritmo que lleve la canción, pero sí que su contenido sea claro. Le apuesto más a eso tal vez por mi alma de compositor. No importa que sea un perreo, una balada o lo que sea, pero sí que tenga contenido claro. Es mi principal identidad", indicó.

Pero, por encima de todo, Peláez no olvida sus orígenes tanto musicales como personales: "Llevar el vallenato en la sangre es apenas lo lógico porque yo transpiro vallenato".

"Crecí en una región donde nace el vallenato colombiano, pero al mismo tiempo yo también recibía información de Venezuela todo el tiempo. Crecí escuchando también a Franco De Vita o Ricardo Montaner. Es un cóctel un poco curioso que finalmente desemboca en mi musicalidad", recordó.

Asimismo, Peláez subrayó la "magia" del vallenato y su sonido "muy particular y atípico" gracias a la aportación "envolvente" del acordeón.

"El vallenato tiene una forma de decir las cosas que solo él puede. Expresa nuestros sentimientos, nuestros miedos. El vallenato narra historias, se vuelve jocoso, le saca punta a todo. Dice un gran amigo que el vallenato no es ni siquiera un género popular: es prácticamente un estilo de vida que tenemos", opinó.

Por último, lamentó la situación que vive Venezuela desde el orgullo de "viajar por el mundo" con dos pasaportes (el colombiano y el venezolano).

"Es doloroso y lo único que trato es de pedir que se solucionen las cosas. Se lo pido a Dios a diario. Imagínate, Venezuela era para nosotros un país en donde fácilmente hacía el 30 % de mi gira. Y ahora no es lo mismo. Tocar en Venezuela es para mí sentirme como local. Y no veo la hora de que todo se calme y reine la armonía", dijo.