Buscar

Rattle y la LSO emprenden "emocionados" una gira por América del Sur

EFE
2/05/2019 - 12:33

Londres, 2 may (EFE).- El director de orquesta sir Simon Rattle y la Orquesta Sinfónica de Londres (LSO, en inglés) emprenden este mes "emocionados" una gira que les llevará a Colombia, Perú, Argentina, Uruguay y Chile, viaje calificado de "gran aventura" por el prestigioso músico británico en una entrevista con Efe.

Rattle (Liverpool, 1955) hizo una pausa en sus ensayos con la LSO en el centro cultural Barbican de Londres para hablar en exclusiva con Efe sobre su muy esperada gira latinoamericana, que empezará en Bogotá el día 11 en el Teatro Mayor Julio Mario Domingo y terminará en Santiago de Chile el 23, en el centro cultural CorpArtes.

Con su melena personal, el carismático director musical de la LSO habló con entusiasmo sobre estas presentaciones y resaltó que los integrantes de la LSO esperan "enormemente" tocar en estos países, donde hay audiencias "apasionadas" por la música clásica.

"Es realmente una gran aventura para todos y sabemos cuán increíbles, concentradas y apasionadas son las audiencias. La audiencia en el teatro Colón (de Buenos Aires) es para todos los músicos una de las grandes, como serían los proms (conciertos populares) en Londres", confesó.

Algunas ciudades -afirmó- "tienen una gran historia de ofrecer conciertos", muchas de ellas "extraordinariamente organizadas" y "otras menos", pero esto es "parte del encanto" del viaje.

Bajo la batuta de Rattle, la LSO hará nueve presentaciones con un repertorio conocido para esta orquesta establecida en 1904 y cuya misión es llevar la mejor música al mayor número de gente: la Sinfonía número 5 de Gustav Mahler (1860-1911) y la Sinfonía da Requiem de Benjamín Britten (1913-1976).

En Perú, Argentina y Chile, los músicos presentarán otras dos piezas, las muy animadas Danzas Eslavas de Antonín Dvorák (1841-1904), inspiradas en danzas húngaras, y la Sinfonía fantástica de Héctor Berlioz (1803-1869).

Los intérpretes llegarán la próxima semana a Bogotá, donde se presentarán el día 11 en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, y, al día siguiente, se trasladarán a Medellín para tocar en el Metropolitano.

De Colombia viajarán a Lima, donde el 14 y el 15 de mayo tocarán en el Gran Teatro Nacional de Perú, antes de volar a Buenos Aires para hacer dos presentaciones en el Teatro Colón -los días 18 y 19-.

La gira continuará después a Uruguay, el día 20, en el Auditorio Nacional del Sodre Dra. Adela Reta de Montevideo, para continuar después en Santiago de Chile, donde habrá dos presentaciones -los días 22 y 23 de mayo- en el Centro Cultural CorpArtes.

En estas capitales los músicos tocarán a Mahler porque es "una pieza universal", con "un profundo impacto emocional para las audiencias", explicó Rattle, que calificó la "número 5" y "da Requiem" como "dos grandes bestias" del repertorio porque han estado "particularmente asociadas" a la LSO durante muchos años.

Sobre las muy alegres Danzas eslavas, el director las consideró como unas piezas sinfónicas "extraordinarias", especialmente cuando son tocadas por una gran orquesta como es la LSO.

Los músicos no irán a Venezuela porque "no es seguro" dada la crisis en ese país, explicó Rattle, quien tildó la situación de "terrible", pero confió en que pueda ser superada.

"Uno tiene que llorar por un país que está en un estado terrible. Merece mucho más", afirmó el conductor, que admitió "adorar" a Venezuela y tener muchos amigos músicos venezolanos.

"Espero que un día los músicos puedan volver a Venezuela junto con todos los demás", resaltó Rattle visiblemente afectado al describir la crítica situación interna en ese país.

El conductor tuvo tiempo también para recordar uno de los momentos más célebres de su carrera: cuando se presentó con la LSO en la apertura de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 al tener al cómico "Mr Bean" como un miembro más de su orquesta.

Para Rattle, la idea del director de la ceremonia Danny Boyle de hacer que la LSO tocara la música de la película "Carros de fuego" fue "irresistible" y "extraordinaria" porque incluía los toques de humor de "Mr Bean", interpretado por el actor Rowan Atkinson.

"Yo he tocado ante grandes audiencias pero nunca toqué en directo ante 80.000 personas (...) y escuchar el sonido de 80.000 personas riéndose cuando se dieron cuenta de quién estaba en medio de los músicos fue totalmente inolvidable y fantástico", recordó Rattle.