NBA

Miami empieza su defensa del título imponiéndose a Chicago por 107-95

LeBron James, antes del inicio del partido. Foto: Reuters.

Nada cambió en el partido inaugural de la nueva temporada de los Heat de Miami que tuvieron un doble motivo de celebración al conseguir una victoria fácil por 107-95 ante los Bulls de Chicago además de recibir los anillos de campeones de la NBA 2012-13.

El escenario ideal fue el American Airlines Arena, de Miami, donde el comisionado de la NBA, David Stern, antes de comenzar el partido hizo entrega a todos los componentes de los Heat del anillo de campeones, el segundo consecutivo que habían conseguido cuando ganaron (4-3) a los Spurs de San Antonio en la pasadas Finales, disputadas al mejor de siete.

Stern, que alabó los méritos de los Heat que les hicieron merecedores al título, también vivió una jornada especial y emotiva ya que se trató de la última entrega de anillos de campeones que protagonizó como comisionado, pues a partir del próximo febrero, después de 30 años de gestión, dejará el cargo en manos de su hombre de confianza Adam Silver.

Líder LeBron

El alero LeBron James dio toda una lección de líder de equipo al anotar 17 puntos y encabezar una lista de siete jugadores, incluidos cuatro titulares, que tuvieron números de dos dígitos. James, que aspira al tercer título consecutivo con los Heat y al quinto premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga, anotó 5 de 11 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 7 de 9 desde la línea de personal.

La estrella de los Heat se encargó de dirigir el juego del equipo al repartir ocho asistencias, capturar seis rebotes, recuperó un balón y lo perdió dos veces. "Ya dijimos antes del partido que los Bulls eran el equipo ideal para iniciar la temporada ya que ninguno de los dos equipos nos caemos y salimos al campo a demostrar nuestro mejor baloncesto", declaró al concluir el partido. "Ha sido un buen triunfo y mejor comienzo de temporada".

El alero reserva Shane Battier volvió a mostrar su eficacia en los tiros desde fuera del perímetro al anotar los cuatro que hizo y que le permitió ser el tercer máximo encestador del equipo y sexto hombre tras conseguir 14 puntos. El ala-pívot Chris Bosh también tuvo protagonismo con su juego ofensivo al encestar 16 puntos, capturar seis rebotes y puso tres tapones.

Por su parte, el escolta Dwyane Wade y el base Mario Chalmers fueron los otros dos titulares de los Heat que tuvieron números de dos dígitos al anotar 13 puntos cada uno.

Los Heat como equipo tuvieron un 51% (37-72) de acierto en los tiros de campo, el 55% (11-20) de triples y el 76% (22-29) de personal, comparados al 42% (35-83), 27% (7-26) y 78% (18-23), respectivamente, de los Bulls.

Gran segundo cuarto

El partido se rompió a favor de los Heat en el segundo cuarto al anotar 17 puntos consecutivos, que les permitió remontar el marcador adverso de 2-9 al comienzo del partido. Los Heat fueron una máquina de hacer puntos a partir del segundo cuarto al conseguir 52 por 24 de los Bulls que vieron como la vuelta del base titular y jugador franquicia Derrick Rose no se convirtió en factor ganador.

Rose aportó 12 puntos (4-15, 1-7, 3-4) y repartió cuatro asistencias en los 34 minutos que jugó sin que pudiese nunca superar la buena defensa que le hizo el base Chalmers y los reservas de los Heat.

El ala-pívot Carlos Boozer aportó 31 puntos y siete rebotes que lo dejaron como el líder de la ofensiva de los Bulls, que también tuvo el apoyo del alero Jimmy Butler al encestar 20 tantos.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin