Buscar

La regla de los tres noes: así puedes librarte para siempre de las llamadas spam

13:00 - 5/12/2019
  • Colgar o retrasar la llamada sólo implicará que vuelvan a hablar con nosotros
  • Hay que mantenerse firmes en todo momento y no desvelar ningún dato
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Las llamadas de telemarketing de compañías telefónicas, seguros o cualquier otra cosa se pueden convertir en un auténtico infierno. Desde ponerse en contacto contigo varias veces al día, pasando por encontrarte con varias de estas llamadas en una sola mañana pero perteneciendo a diferentes empresas. ¿Cómo evitar el spam? Una experta en telemarketing ha desvelado todos los datos y trucos que utiliza este sector para ponerse en contacto contigo, pero también para deshacerte de ellos.

Erica Elson es una experta en telemarketing y que ha publicado numerosos proyectos, así como un libro, referente a algunas de las situaciones más incómodas que ha vivido. Entre ellas, por supuesto, destaca las llamadas de spam. De sobra conocidas por todos. Y es que, ¿quién no se ha encontrado con un número desconocido en su smartphone que trataba de vendernos un nuevo paquete de telefonía junto a internet?

La profesional explica que las empresas no sólo tratan de vender el productor persé, sino también recopilar la mayor cantidad de datos referentes a ti. ¿Qué quiere decir con esto? Fácil. Si aceptas la llamada, pero descuelgas al instante, automáticamente la centralita estará programando una nueva hora para que ésta vuelva a llamarte. Y no sólo eso, en caso de que decidas hablar con el operador u operadora, el sólo hecho de dar ciertas respuestas a sus preguntas estará creando toda una lista de datos que ellos tendrán en cuenta para futuras ocasiones.

La propia Erica explica que en telemarketing se toman al pie de la letra la denominada 'regla de los tres noes'. Es decir, no permitir que el cliente cuelgue antes de decir tres veces no. De esta manera, y según su propia experiencia en este campo, a partir de aquí el cliente se quedará sin razones con las que argumentar la propuesta del operador. La llamada podría terminar desde el cliente aceptando el producto u oferta, pasando por colgar. Y ya sabemos con lo que ocurre en la última opción, ¿verdad?

Dicho lo cual, Erica da varios consejos para que podamos deshacernos de las llamadas de telemarketing casi para siempre. Uno de los puntos principales en los que incide es no entrar en conversación con el operador. Aunque se muestre afable, nos pregunte sobre nuestro día o cómo hemos pasado las últimas vacaciones, nunca debemos de caer en su juego con el fin de que nos sintamos cómodos.

Recuerda que colgar no servirá de nada, aunque estés frustrado por la llamada. Siempre será mejor responder y seguir ciertos pasos. No trates de aplazar la conversación o llamada para otro día, el resultado sería el mismo. En lugar de optar por este método sé tajante, pero con educación. Dí que quieres que te pongan en la lista de 'no llamar'. Todas las compañías tienen una de estas listas y se sorprenderán de que la conozcas.

No llegues al extremo de responder de manera maleducada, recuerda que tu prioridad es mostrarte frío y extremadamente firme en tu decisión. Por mucho que insista, no desveles ningún tipo de información referente a ti, ni tan siquiera el porqué no quieres contratar su servicio. En caso de que el operador esté haciendo caso omiso a tu petición de entrar en la citada lista, no dudes ni un instante en exigir hablar con su supervisor.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.