Todos

Los rumanos atacados se marchan de Irlanda del Norte

BELFAST (Reuters) - Un centenar de rumanos que abandonaron sus casas tras días de ataques racistas en Belfast la semana pasada han decidido marcharse de Irlanda del Norte, dijo el martes la ministra que arregló su residencia temporal.

La ministra de Desarrollo Social, Margaret Ritchie, dijo que 25 personas - algunas de las cuales fueron amenazadas a punta de pistola o vieron cómo otros rompían las ventanas de sus casas o derribaban sus puertas - ya se han ido. Unas 75 más iban a hacer lo mismo, volviendo a Rumanía.

"Estoy muy triste por que hayan decidido volver a casa. Siempre dije que era una cuestión de elección personal y que darles la posibilidad de una acomodación temporal les permitiría reflexionar sobre sus circunstancias", dijo Ritchie a Reuters.

Añadió que 14 rumanos habían decidido permanecer en el país.

El vestíbulo de la iglesia que se les ofreció como refugio la semana pasada ha sufrido también daños en las ventanas y en una puerta, dijo la policía el martes.

La policía ha acusado a tres hombres - dos de ellos adolescentes - de intimidar a los rumanos. Otros dos adolescentes más fueron detenidos el martes por conducta provocadora e intimidación.

"No somos una sociedad racista, pero tenemos que trabajar para conseguir respeto hacia las diferencias políticas, religiosas y étnicas", dijo Ritchie.

Los políticos de Irlanda del Norte, que sufrió durante décadas la violencia entre protestantes y católicos hasta el acuerdo de paz de Viernes Santo, de 1998, han expresado alarma por el aumento de delitos contra los inmigrantes del este de Europa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin