Los resultados de Sony-Ericsson y Nokia mejoran, pero el año se anuncia duro

Los dos gigantes nórdicos de la telefonía móvil, el finlandés Nokia y el sueco-japonés Sony Ericsson, presentaron el jueves resultados algo mejores que los del primer trimestre, aunque el resto del año se anuncia duro, sobre todo para el segundo.

El líder mundial del sector, Nokia, anunció que su beneficio neto se redujo un 66% interanual en el segundo trimestre de 2009, quedando en 380 millones de euros. Sin embargo, la cifra supera la del primer trimestre, el peor de la década, en el que el beneficio neto fue de 122 millones de euros.

"Los resultados fueron buenos, mucho mejores que los del trimestre anterior", consideró Michael Schroeder, analista del FIM Bank.

La otra buena noticia vino del número de móviles vendidos: con 103,2 millones de unidades, Nokia vendió un 11% más que en los tres primeros meses del año. No obstante, la cifra es un 15% inferior a las ventas del segundo trimestre de 2008.

"La competencia sigue siendo intensa", comentó en un comunicado el patrón de Nokkia, Olli-Pekka Kallasvuo, añadiendo que la bajada de la demanda mundial parece estar tocando fondo.

Nokia atribuyó la bajada de los beneficios al "deterioro de las condiciones económicas mundiales", el "menor gasto de consumidores y de empresas", el difícil acceso al crédito y "la volatilidad del mercado de divisas".

Pese a los signos de recuperación, el grupo finlandés causó decepción al revisar a la baja sus objetivos de rentabilidad y de parte de mercado, lo que según los analistas significa que la fuerte competencia pesará en sus cuentas hasta final de año.

"Nokia espera ahora que su parte de mercado en la telefonía móvil permanezca más o menos estable en 2009 respecto a 2008", es decir en el 39%, comentó la compañía, que hasta ahora apostaba por un aumento de su parte de mercado.

La otra mala noticia para el grupo es que el precio medio de venta de sus teléfonos siguió bajando en el segundo trimestre, situándose en 62 euros, frente a los 65 del primero y los 74 euros de un año antes.

Para SONY (JP6758.TK)ERICSSON (ERICB.ES) número 5 mundial, la situación es más complicada. Al contrario que Nokia, las ventas de móviles siguieron bajando. Entre abril y junio, vendió 13,8 millones de móviles, muchos menos que los 24,4 millones de unidades vendidas en el mismo período de 2008, y por debajo de los 14,5 millones del primer trimestre de este año.

Además, su parte de mercado se redujo de un 6% a un 5%, según estimaciones del grupo.

"Tal y como estaba previsto, el segundo trimestre fue difícil, y seguimos pensando que el resto del año también lo será para Sony Ericsson", comentó el presidente del grupo sueco-japonés Dick Komiyama, en su comunicado de resultados.

La co-empresa del sueco Ericsson y el japonés Sony, lanzada en 2001, y que suprimió 2.350 empleos entre abril y junio, logró con todo reducir sus pérdidas en el segundo trimestre, a 213 millones de euros, tras los 293 millones de euros perdidos en el primer trimestre del año.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin