Todos

Envenenamiento con nicotina, frecuente en recolectores de tabaco

Por Amy Norton

NUEVA YORK (Reuters Health) - El envenenamiento connicotina es frecuente entre los recolectores del tabaco, peroexisten formas simples de reducir el riesgo.

Un equipo de investigadores estadounidenses halló que entre304 recolectores de tabaco en Carolina del Norte, más del 18por ciento había sufrido náuseas, mareos, cefaleas y otrossíntomas de envenenamiento con nicotina en los últimos cuatromeses.

Los trabajadores con problemas cutáneos, como sarpullido,picazón o lastimaduras, eran los más vulnerables, debido quizása que la absorción ocurría a través de la piel.

Por otro lado, los trabajadores que vestían ropa para lalluvia para proteger la piel del contacto con las plantas detabaco tenían bajo riesgo de sufrir envenenamiento.

Los resultados sugieren que mantener la piel seca y lejosdel contacto con las plantas de tabaco (en especial las áreasafectadas de la piel) ayudaría a prevenir el envenenamiento connicotina, publicó American Journal of Industrial Medicine.

La nicotina es soluble en agua y grasa. La transpiración delas hojas de las plantas de tabaco contiene nicotina y cuandoésta pasa a la piel, ya sea directamente o a través de ropashúmedas, el cuerpo la absorbe inmediatamente, explicó el doctorThomas A. Arcury, de la Escuela de Medicina de la Wake ForestUniversity, en Winston-Salem, Carolina del Norte.

Los trajes para la lluvia, dijo a Reuters Health elexperto, ayudan a evitar que eso suceda.

Según el nuevo estudio, se les debería indicar a lostrabajadores que tomen precauciones extras para proteger lasáreas afectadas de la piel.

De todos modos, para Arcury, transmitir este tipo demensajes de salud puede resultar un desafío. En Estados Unidos,la mayoría de los trabajadores en las plantaciones de tabacoson inmigrantes latinos; la mayoría proviene de México y muchosno tienen acceso a la atención médica.

"Los trabajadores poseen recursos limitados y no puedenperder horas de trabajo, ya sea para evitar la exposición (...)o recibir atención médica", dijo Arcury.

En un estudio previo, su equipo halló que los productoresde tabaco, que conocen los síntomas de sus trabajadores, suelenminimizar su gravedad o confundir su origen, dado que muchosresponsabilizaban al calor o las exigencias físicas deltrabajo, por ejemplo, en lugar de la exposición a la nicotina.

FUENTE: American Journal of Industrial Medicine, marzo del2008

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin